Cómo congelar rebanadas de jamón en fiambre

Escrito por monica patrick | Traducido por frances criquet
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo congelar rebanadas de jamón en fiambre
El jamón debería tener un color rosa o rosado. (Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images)

Los fiambres de jamón tienen un sabor ligeramente dulce y ahumado, lo que es ideal para sándwiches y wraps (envolturas). El jamón serrano ahumado y el jamón de miel son embutidos populares que se pueden encontrar en la charcutería o en la sección de carnes en el supermercado. Abastécete de estas sabrosas carnes y guárdalas en el congelador para evitar que se echen a perder. Incluso el jamón precocido como fiambre requiere de un almacenamiento adecuado para evitar el crecimiento de microorganismos que causan deterioro en la comida y enfermedades transmitidas por los alimentos.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Papel de aluminio
  • Film transparente
  • Rotulador permanente

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Envuelve el paquete abierto de jamón en plástico transparente. Si el paquete no está abierto, puedes saltearte este paso.

  2. 2

    Pon el paquete envuelto en plástico en una hoja de papel de aluminio lo bastante grande como para sellarlo completamente por todos lados.

  3. 3

    Escribe la fecha actual en el exterior del paquete con rotulador permanente. Puedes guardar de manera segura los fiambres en el congelador durante 1 a 2 meses.

Consejos y advertencias

  • Deja que los fiambres congelados se descongelen toda la noche en el refrigerador antes de utilizarlos.
  • Bota cualquier carne que tenga olor mustio o podrido o esté decolorada.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles