DESCUBRIR
×

Cómo congelar rebanadas de jamón en fiambre

Actualizado 21 febrero, 2017

Los fiambres de jamón tienen un sabor ligeramente dulce y ahumado, lo que es ideal para sándwiches y wraps (envolturas). El jamón serrano ahumado y el jamón de miel son embutidos populares que se pueden encontrar en la charcutería o en la sección de carnes en el supermercado. Abastécete de estas sabrosas carnes y guárdalas en el congelador para evitar que se echen a perder. Incluso el jamón precocido como fiambre requiere de un almacenamiento adecuado para evitar el crecimiento de microorganismos que causan deterioro en la comida y enfermedades transmitidas por los alimentos.

Instrucciones

Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images
  1. Envuelve el paquete abierto de jamón en plástico transparente. Si el paquete no está abierto, puedes saltearte este paso.

  2. Pon el paquete envuelto en plástico en una hoja de papel de aluminio lo bastante grande como para sellarlo completamente por todos lados.

  3. Escribe la fecha actual en el exterior del paquete con rotulador permanente. Puedes guardar de manera segura los fiambres en el congelador durante 1 a 2 meses.

Consejos

  • Deja que los fiambres congelados se descongelen toda la noche en el refrigerador antes de utilizarlos.

Advertencias

  • Bota cualquier carne que tenga olor mustio o podrido o esté decolorada.

Necesitarás

  • Papel de aluminio
  • Film transparente
  • Rotulador permanente