DESCUBRIR
×

Cómo congelar repollo

Actualizado 21 febrero, 2017

El repollo ha sido un elemento básico de una dieta, materializándolse en varias formas desde fresco a fermentado a ensalada. Una cabeza de repollo entera suele ser muy grande para usarla de una sola vez, pero puede preservarse en el congelador hasta por un año para uso posterior.

Instrucciones

Photos.com/Photos.com/Getty Images
  1. Hierve una olla con agua en la cocina. Enjuaga la cabeza de repollo debajo de la pileta de la cocina mientras el agua hierve.

  2. Separa las hojas individuales del repollo, corta la cabeza en cuñas o tritúralo, dependiendo de cómo quieras usarlo luego de descongelarlo.

  3. Blanquea el repollo en el agua hirviendo por 1 a 2 minutos, dependiendo de cómo lo cortes. El repollo triturado tomará menos tiempo de blanquear que las cuñas.

  4. Deja el repollo bajo el grifo de agua fría por algunos segundos para detener el proceso de cocción después de blanquearlo.

  5. Seca el repollo, golpeándolo suavemente con una toalla de papel limpia.

  6. Coloca las hojas o cuñas de repollo en bolsas plásticas para congelador. Quita todo el aire que puedas antes de sellar la bolsa.

  7. Coloca las bolsas de repollo en el congelador.

Advertencias

  • No congeles una cabeza de repollo intacta.

Necesitarás

  • Repollo
  • Una olla de agua hirviendo
  • Toallas de papel
  • Bolsas para congelar