Congestión nasal en los gatos

Escrito por karen ellen | Traducido por laura guilleron
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Congestión nasal en los gatos
Los gatos pueden experimentar congestión nasal al igual que las personas. (cats image by Zbigniew Nowak from Fotolia.com)

Los gatos sufren de congestión nasal casi de la misma forma que las personas. Puede ser una molestia leve o evolucionar hasta condiciones que ponen en riesgo sus vidas, como la enfermedad felina del tracto respiratorio superior y la neumonía. Si el gato respira con dificultad o a través de la boca o muestra otros síntomas evidentes de dolor, entonces la situación seria y un veterinario debería diagnosticar y tratar la condición.

Otras personas están leyendo

Nariz normal

La nariz normal del gato puede estar seca o húmeda. La nariz seca suele estar tibia y podría deberse a muchas causas, por ejemplo, un ambiente seco. No obstante, si el gato también tiene las encías secas, eso podría ser un signo de deshidratación. También es común que la nariz esté fresca y húmeda, pero si la humedad es producto de una descarga nasal intensa, un veterinario debería revisar al gato.

Síntomas

El flujo nasal, la mucosidad, el jadeo y los estornudos indican una congestión nasal. El gato también podría frotarse la nariz afectada cada vez más, hasta llegar al punto de provocar un sangrado. El gato que sufre de goteo post nasal quizás trague con frecuencia debido a que la descarga baja por su garganta. Otros signos de congestión pueden ser el mal aliento o la hinchazón del puente de la nariz. Si los síntomas perduran mucho, el gato podría volverse letárgico, dejar de comer porque no puede oler la comida y perder de peso.

Flujo

El flujo nasal felino puede ser claro, un poco oscuro e incluso con sangre. El flujo claro es una reacción normal a las alergias o a un virus leve que seguirá su curso. El flujo se vuelve más espeso y oscuro con las condiciones más severas, como las infecciones bacterianas. Un flujo con sangre puede indicar una herida, algo atorado en la nariz, un tumor o una inflamación seria de las membranas de los senos nasales.

Estornudos

Los gatos suelen tratar de deshacerse de la irritación nasal estornudando. Un estornudo cada tanto es normal, pero cuando estornudan con mayor frecuencia y múltiples veces seguidas y todo ello viene acompañado de flujo nasal, quiere decir que algo anda mal y es tiempo de ver al veterinario.

Enfermedad nasal crónica

La enfermedad nasal crónica que comprende el tracto respiratorio superior es producto de dos virus extremadamente contagiosos (para otros gatos). El virus de la rinotraqueitis felina (FVR) es un virus de herpes felina tipo 1 que se transmite por aire y que permanece en el gato infectado de por vida. El calici virus felino (FCV), que viene en distintas cepas, se esparce mediante el contacto directo con los objetos infectados y vive en el ambiente durante ocho a diez días. Un gato infectado con el FCV puede ser portador por meses o más. La buena noticia es que la vacuna FVR-CPC puede proteger a los gatos de ambos virus. Luego de recibir una serie de inyecciones como gatitos, los gatos adultos deben inocularse cada tres años para mantenerse protegidos.

Tratamiento

El veterinario podría prescribir antibióticos o anticongestivos, según la causa de congestión. Dejar encendido un nebulizador para habitación lleno de agua y limpiarle la nariz al gato con frecuencia para quitarle el flujo visible también puede ayudar a aliviar su respiración.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles