Las consecuencias para un bebé nacido a los ocho meses

Escrito por justin cupler Google | Traducido por patricia a. palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Las consecuencias para un bebé nacido a los ocho meses
Tener un bebé prematuro puede ser algo desafiante. (baby image by Dron from Fotolia.com)

La primera vez que quedas embarazada, las 39 semanas pueden parecer muy lejanas y hacer que te impacientes. De vez en cuando, los bebés pueden sentirse demasiado impacientes también, y deciden nacer en el octavo mes en lugar del noveno. El octavo mes de embarazo por lo general incluye la semana 34, 35, 36, 37 y 38, dependiendo de la fecha exacta de la concepción. Si el bebé nace en el octavo mes, es importante entender lo que tú y él enfrentarán.

Otras personas están leyendo

Salud

En primer lugar, la mayoría de los bebés nacidos en el octavo mes -entre las semanas 34 a 38- son totalmente sanos y viven una vida normal. Ellos pueden permanecer en el hospital durante un breve periodo de tiempo para someterse a observaciones básicas. Sin embargo, se presentan algunos casos extremos de vez en cuando.

Cuidados especiales

Espera a que tu bebé sea sólo un poco prematuro y necesite de un tratamiento mínimo en el hospital. Él puede ser colocado en una incubadora o bajo una lámpara de calor a radiación durante un corto período de tiempo para asegurarse de que la temperatura de su cuerpo sea estable. También puede recibir una inyección de antibióticos, en el caso de que una infección haya causado el nacimiento prematuro.

Problemas respiratorios

La enfermedad pulmonar crónica -también llamada EPC- puede ocurrir en algunos bebés prematuros. Esta se diagnostica cuando el pequeño sigue necesitando asistencia respiratoria después de cuatro semanas. Tu bebé puede necesitar servicios médicos extendidos, medicamentos y una mayor ingesta de calorías que otros bebés. Un bebé prematuro también puede tener apnea y bradicardia. Esta causa que la respiración se detenga por un corto período de tiempo, provocando que la frecuencia cardíaca del pequeño disminuya. La condición puede ser tratada de varias maneras: por medicación, estimulación o ventilación.

Sistema inmunológico

Debido a que el bebé prematuro tiene un sistema inmune inmaduro, puede ser susceptible a infecciones y virus. Esto se controla con medicamentos y atención médica.

Persistencia del conducto arterioso

Se espera que un vaso sanguíneo cerca del corazón del bebé se cierre poco después del nacimiento. En algunos casos, ese vaso sanguíneo puede permanecer abierto en un bebé prematuro. Primero se puede utilizar medicina en un intento de cerrar el vaso, y si esta es ineficaz, será necesaria la cirugía.

Hemorragias

Un bebé prematuro puede sufrir de sangrado en su cerebro, una condición conocida como hemorragia intraventricular. Esta normalmente desaparece pocos días después del nacimiento, excepto en casos extremos.

Daño cerebral

En algunos casos, un bebé prematuro puede sufrir daño cerebral. La leucomalacia periventricular suele ser el tipo de daño cerebral que afecta a los bebés prematuros.

Alimentación

Por lo general, un bebé nacido a las 34 semanas o más se puede alimentar con regularidad. Existe el riesgo, sin embargo, de que se pueda producir una inflamación de los intestinos. Esta condición, también conocida como enterocolitis necrotizante, normalmente puede ser tratada con medicamentos, pero en algunos casos se requiere cirugía.

37 semanas

A partir de las 37 semanas en adelante, se considera que el desarrollo del bebé llegó a su término. Un bebé nacido después de este período de tiempo necesita de muy poca o ninguna asistencia médica, aún cuando no haya estado nueve meses en el vientre materno.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles