Pasatiempos

Consecuencias de la baja calidad de los aceites para motor

Escrito por caprice castano | Traducido por guido grimann
Introducción
  • Introducción

    Consecuencias de la baja calidad de los aceites para motor

    Cuando a un motor le falta aceite puede detenerse y dejar de operar, probablemente con un daño permanente. Motores de todos los tipos consumen diferentes cantidades y pesos de aceite, y existen opciones tanto de aceites sintéticos como de petróleo. Pero hay una cosa que no se modifica: la falta de aceite puede causarle problemas de largo plazo al motor.

    El desempeño de un motor se basa fundamentalmente en la condición del aceite en el sistema. (motor image by Klaus Eppele from Fotolia.com)

  • 1 / 4

    Fricción

    El propósito principal del aceite es la lubricación de las superficies de metal dentro del motor, que impide que se raspen entre ellas y se dañen. El poder mantener las partes movibles de metal recubiertas en aceite y moviéndose juntas sin problemas se ve obstaculizado si la calidad del aceite está comprometida. El aceite puede volverse pegajoso y espeso, provocando la pérdida de velocidad en el movimiento de las partes. El calor puede aumentar a medida que las partes aumentan velocidad, y cuanto menor sea la capacidad de lubricación del aceite, mayor es la probabilidad de que las partes no funcionen correctamente. Un aceite de motor de bajo grado se descompone mucho más rápido que un producto de calidad, lo que provoca un efecto a largo plazo sobre el funcionamiento de las partes, ya que deben trabajar mucho más para superar las discrepancias en la lubricación.

    El propósito principal del aceite es la lubricación de las superficies de metal dentro del motor. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

  • 2 / 4

    Desechos

    Puesto que se trata de un líquido viscoso, el aceite recolecta desechos y bioproductos derivados de la propia operación y los suspende, evitando que se peguen a las superficies del motor. Los aceites de mejor calidad realizan este trabajo sin problemas, pero cuanto más saturado con desechos se encuentran, menos efectivos son. Esto significa que los desechos pueden (y lo harán) concentrarse en la superficie metálica del motor. Un cambio de aceite, o la utilización de un aceite de mejor calidad puede aliviar parte del problema. Una vez que los desechos comienzan a acumularse es difícil volver atrás. La utilización de aceites de alta calidad, y una manutención que garantice su limpieza, lo ayudarán a hacer el trabajo de forma adecuada.

    Puesto que se trata de un líquido viscoso, el aceite recolecta desechos y bioproductos. (NA/Photos.com/Getty Images)

  • 3 / 4

    Quemaduras

    El aceite tiene que soportar y operar bajo altas temperaturas y alta tensión. El aceite que se haya deteriorado o sea de mala calidad no puede soportar las temperaturas por demasiado tiempo y comenzará a quemarse. Esto puede tener diversas consecuencias para tu motor. Se producirá cierta fricción y las partes metálicas pueden comenzar a rasparse, lo que puede provocar que las virutas de metal destruyan el sistema. El calor que no esté siendo distribuido, o que sea reducido por el aceite puede quemar los sellos y las juntas, provocando que el auto tenga fugas y eche humo. El aceite quemado comenzará eventualmente a adherirse a las superficies metálicas internas del motor, reduciendo la capacidad del aceite restante para mantener las partes lubricadas y con buen movimiento.

    El aceite tiene que soportar y operar bajo altas temperaturas y alta tensión. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

  • 4 / 4

    Muerte negra

    La muerte negra, o el lodo, es el resultado de aceite en malas condiciones dentro de tu motor. En estos casos el aceite se ha deteriorado hasta el punto de que se convierte en un lodo pegajoso, espeso, lo que implica que el motor no esté en condiciones de operar ni funcionar. En la década de 1980, durante una etapa en la que la tecnología automotriz excedió a las mejoras del aceite de motor, se produjo una gran incidencia de este problema. Contribuyeron a ello la fabricación de autos más rápidos, mejores motores y carreteras, pero la falta de mejoras de calidad en el seno de la industria del aceite de motor para sostener toda aquella nueva situación fue la principal culpable. Desde entonces, los estándares del petróleo han mejorado: una buena clave para recordar la importancia de todo esto es que, habiendo hecho una importante inversión en tu vehículo, buscar las opciones más baratas a la hora de elegir el aceite sólo arruinará esa inversión en el largo plazo.

    La muerte negra, o el lodo, es el resultado de aceite en malas condiciones dentro de tu motor. (Jupiterimages/Creatas/Getty Images)

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media