DESCUBRIR
×

Consecuencias del crecimiento de la población

El crecimiento demográfico es un fenómeno natural que presenta varias fases. En el año 1798, Thomas Malthus publicó su "Ensayo sobre el principio de la población". En él pronosticaba que la población crecería por encima de la producción de alimentos. Explicó que la población aumenta en progresión geométrica (1,2,4,8) mientras que el suministro de comida se incrementa en progresión aritmética (1,2,3,4). Fue el primero en plantear una cierta planificación familiar. Diferenciaba entre frenos positivos (guerra, hambre y enfermedad) y frenos preventivos (abstinencia y anticoncepción). Predijo que cuando no hubiera suficiente comida para la población, se produciría una catástrofe.

Instrucciones

Photos.com/AbleStock.com/Getty Images

    Efectos del crecimiento demográfico

  1. El dominio de la especie humana, asociado a las modernas tecnologías industriales y agrícolas, amenaza nuestro planeta de diversas maneras. Actualmente la población humana se halla en fase de crecimiento exponencial. Ello implica una mayor demanda de alimentos y acelera el agotamiento de los recursos naturales. Aunque se producen alimentos para alimentar a toda la población mundial, el hecho de estar mal distribuidos genera problemas de desnutrición en los países subdesarrollados. No olvidemos que cada año mueren en el mundo 40 millones de personas de hambre y enfermedades derivadas.

    Jupiterimages/Photos.com/Getty Images
  2. En el campo económico la concentración del capital recae en manos de unos pocos grupos económicos. Estos utilizan el dinero acumulado para sus propios fines, sin importarles la situación de los países empobrecidos. Los países ricos acaparan las materias primas, comprándolas a los países subdesarrollados a bajo precio y luego las transforman. El resultado es que vuelven a vender el producto manufacturado a esos mismos países, a un valor veinte veces más caro. Si hay superproducción se desperdician frutas y cereales para evitar que bajen los precios y se encarezca la mano de obra.

    Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images
  3. Los efectos medioambientales de la explosión demográfica también son graves. Los recursos terrestres como carbón y petróleo se están agotando, a la par que se destruyen ecosistemas naturales y se extinguen especies vegetales y animales. Los suelos agrícolas productivos decrecen, debido a la degradación por acciones humanas. A niveles atmosféricos sufrimos el calentamiento global de la atmósfera y la contaminación del entorno por la industrialización y el vertido de gases, productos químicos y residuos sólidos. Para intentar frenar todo esto se plantea un desarrollo sostenible, que permita el progreso de forma respetuosa con el medio ambiente.

    Digital Vision./Photodisc/Getty Images

Necesitarás

  • Informes estadísticos
  • Infografías