Consecuencias económicas de los alimentos genéticamente modificados

Escrito por justin beach | Traducido por barbara obregon
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Consecuencias económicas de los alimentos genéticamente modificados
Los alimentos genéticamente modificados pueden crear consecuencias económicas, impulsadas en gran medida por las patentes y su desconocido riesgo potencial para la salud y el medio ambiente. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Los cultivos genéticamente modificados (GM) son, como su nombre lo indica, cultivados a partir de semillas que han sido modificadas en los laboratorios a nivel genético. Esta modificación significa cultivos que son más resistentes a las malas hierbas y las plagas, requieren menos fertilizantes, producen rendimientos más altos y son más nutritivos. Los problemas que surgen son que el efecto para la salud humana y el medio ambiente es, por ahora, en gran parte desconocido y que los genes que los producen están patentados por las empresas que los crean lo que hace que las semillas sean más caras.

Otras personas están leyendo

Las ganancias a corto plazo

En el corto plazo puede haber algún beneficio económico para los agricultores que utilizan semillas transgénicas. Las semillas pueden ser caras, pero si pueden ser cultivadas con menos pesticidas, herbicidas, fungicidas y fertilizantes, esto puede resultar en un enorme ahorro de costes para los agricultores. Si los cultivos también producen un mayor rendimiento, lo que significa que las semillas producen una cosecha más grande, utilizando la misma cantidad de tierra; esto aumentará los ingresos de una granja. Además de beneficiar a los agricultores, si las semillas modificadas genéticamente producen más alimentos con mayor contenido nutricional, pueden ser de gran beneficio para los cientos de millones de personas en el mundo que sufren de hambre y desnutrición.

Patentes y polinización

Debido a que los genes creados para las semillas modificadas genéticamente están patentados por los fabricantes de los cultivos, las semillas no pueden ser cultivadas sin el pago de regalías a esa compañía. Un problema surge debido a la polinización, ya que cuando los insectos llevan el polen, además estarían llevando los genes junto con ellos. Esto puede significar que los cultivos orgánicos comenzarían a mostrar los mismos genes que los cultivos transgénicos, obligando a los agricultores a pagar a los titulares de las patentes de los genes. Una solución que se ha propuesto para este problema es hacer los cultivos transgénicos anualmente. Esto significa que no producirían semillas y deberán ser replantados. Si así fuera, los agricultores deberían comprar nuevas semillas transgénicas al año lo que causaría una dificultad para el sector agrícola más pobre. Otro problema es que los titulares de patentes pueden elevar el precio de los cultivos genéticamente modificados en cualquier momento.

Salud y medio ambiente

Los cultivos transgénicos en esencia constituyen una nueva especie introducida en los ecosistemas. Las consecuencias de esto aún no se conocen. Un estudio de 1999 publicado en "Nature" mostró altas tasas de mortalidad entre las mariposas monarca que consumieron polen transgénico. En 2007 Spiegel Internacional sugirió que los cultivos transgénicos pueden ser responsables de la caída global en la población de abejas. Un informe de 2000 de Deborah B. Whitman de Cambridge Information Group sugiere que los alimentos genéticamente modificados pueden ser responsables de un aumento en las tasas de alergias, un aumento en la severidad de las alergias e incluso nuevas alergias, causadas por la introducción de nuevos alimentos. Si se determina que los cultivos transgénicos plantean un riesgo significativo para la salud o el medio ambiente, las plantas resistentes a las plagas, a las malas hierbas, a los productos químicos pueden ser muy difíciles y costosas de eliminar en las zonas donde han sido cultivadas durante muchos años.

Temores del consumidor

Dado que no se sabe mucho acerca de los alimentos transgénicos, muchos consumidores no confían en ellos. Aunque hay pocas restricciones en Estados Unidos, muchos cultivos y alimentos que contienen dichos genes están prohibidos en Europa y todos los productos derivados de ellos deben ser etiquetados en Europa. Si estos temores son válidos o no, la duda del consumidor puede influir negativamente en el precio de algunos cultivos transgénicos. Esto es especialmente cierto sobre los cultivos destinados a la exportación.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles