Consecuencias positivas y negativas de las evaluaciones en el lugar de trabajo

Escrito por morgan rush | Traducido por nicolás arellano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Consecuencias positivas y negativas de las evaluaciones en el lugar de trabajo
Durante la evaluación, trata a los empleados con imparcialidad para evitar que te acusen de ser tendencioso o de tener un trato discriminatorio. (Comstock Images/Comstock/Getty Images)

Muchas empresas realizan evaluaciones dentro del lugar de trabajo, de manera que puedan juntar información útil que les permita tomar decisiones acerca de los sueldos, el personal, los objetivos y el desempeño. Si estás pensando en implementar algún tipo de evaluación en tu lugar de trabajo, ten en cuenta que los efectos positivos de la valoración pueden verse mitigados por los negativos. Si sopesas los posibles resultados de la evaluación, estarás ayudándote a determinar si esos empleados están contribuyendo a la empresa o en realidad le están haciendo algún tipo de daño.

Otras personas están leyendo

Utilidad

Para muchas empresas, el propósito de realizar una evaluación del lugar de trabajo es formalizar y estandarizar la información que se junta para tomar algún tipo de decisión. Las valoraciones de personal quizá proporcionen críticas acerca de cómo los empleados están ejecutando sus responsabilidades, te ayuden a tomar decisiones en cuanto a los sueldos, contribuyan a decidir si hay algún miembro del personal que merece un ascenso, faciliten el aprendizaje de los planes de la carrera que quieren hacer los empleados y hasta pueden servir para obligarte a poner a alguien en modo de prueba si ha estado experimentando algún problema.

Distintos tipos

Las evaluaciones de trabajo pueden ser de diferentes maneras. Los empleados pueden encontrarse con uno o más supervisores para discutir acerca de los logros y los objetivos de cada área para poder mejorar. Los directores a veces evalúan a los trabajadores con alguna frase o listas de aptitudes, en las que se estiman sus habilidades de llevar a cabo ciertas tareas en particular. Las evaluaciones quizá incluyan el examen de los objetivos que se describieron en las valoraciones anteriores con el objeto de saber si trabajaron para alcanzar esas metas. Los empleadores también podrían indicarles a los trabajadores que hagan sus autoevaluaciones, en las que midan y establezcan sus propias aptitudes.

Consecuencias positivas

Son muchas las razones para implementar las evaluaciones de personal en el trabajo. Les permite a los empleados que sepan qué están haciendo, que es algo bueno porque a los trabajadores no les gusta preguntarse si están cumpliendo con las expectativas de sus empleadores. La responsabilidad es otro gran beneficio; los empleados saben que sus acciones serán evaluadas y sometidas a discusión, y que eso tendrá repercusiones durante las evaluaciones. Además es una manera de normalizar las valoraciones para los aumentos de sueldo y los ascensos, y de esta manera se eliminan las conjeturas que a veces tienen que hacer los gerentes.

Consecuencias negativas

También pueden tener efectos negativos. Los empleados a veces sienten que sus empleadores no confían en ellos para poder llevar a cabo un trabajo de calidad o por momentos pueden pensar que están siendo constantemente observados a ver si se equivocan. Asimismo, las evaluaciones tal vez representen un gasto y una pérdida de tiempo, ya que los directivos tienen que apartar algunos recursos para poder realizarlas, y que bien podrían destinarse a otras áreas más provechosas. Aunque depende de qué es lo que se pregunta y se evalúa en este tipo de exámenes, podrían presentarse responsabilidades legales si los empleados sienten que los gerentes los desairaron, los reprendieron o los trataron imparcialmente.

Desafíos

Los empleadores tienen que superar los desafíos y dirigir las evaluaciones para que sean efectivas y para que traigan más resultados positivos que negativos. Es posible que la transparencia resulte un problema; los empleados no quieren sentir que los resultados de las evaluaciones son un arma secreta que en cualquier momento puede volverse contra ellos. La parcialidad tal vez también sea un inconveniente, ya que los trabajadores quizá sientan que algunos directivos están saboteando sus evaluaciones con represalias que bien pueden ser inventadas o que bien pueden ser reales. Otra cuestión quizá sea la confianza. Si las evaluaciones no representan ningún cambio, positivo o negativo, los miembros del personal quizá piensan que la motivación es muy poca como para llevar a cabo de buena manera los objetivos. Los trabajadores necesitan ser recompensados después de buenas evaluaciones o sancionados después de una mala.

Soluciones

Aumenta la transparencia del procedimiento. Deja que los empleados tengan acceso a las evaluaciones y al material con el que realizas la valoración; así los trabajadores saben cuáles son los criterios que estás siguiendo y disminuye la paranoia que se puede llegar a desarrollar sobre los aspectos negativos. Para contrarrestar la parcialidad, permíteles a los empleados que impugnen o contesten a las evaluaciones negativas, a fin de que ambas partes de la historia sean consideradas. Aumenta la confianza y rápidamente implementa algunos cambios después de las evaluaciones. Los empleados relacionarán de modo claro las modificaciones y los ascensos en el trabajo con los resultados de los exámenes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles