Las consecuencias de la radiación UV sobre las plantas y los animales

Escrito por kristin swain | Traducido por irene cudich
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Las consecuencias de la radiación UV sobre las plantas y los animales
Cubrirse los ojos mientras estás en el sol puede evitar que la radiación de los UV dañe tu vista. (Thinkstock/Comstock/Getty Images)

La radiación UV es una consecuencia de la exposición al sol o a las lámparas solares. Si bien es necesario que tanto los animales como las plantas se expongan a la luz del sol para su supervivencia, la exposición exagerada puede producir efectos perjudiciales tanto en la vida de ambos. La mayor parte de los efectos de la sobreexposición son permanentes, y pueden tratarse pero no curarse por completo.

Otras personas están leyendo

Ampollas

La sobreexposición a la radiación UV del sol o de lámparas solares puede ocasionar ampollas o quemaduras tanto en plantas como en animales. Los síntomas de las ampollas en animales incluyen sensibilidad en la piel, enrojecimiento, ampollas y piel quemada. Los síntomas en las plantas incluyen decoloración de las hojas o el tallo, falta de humedad y rupturas. Para corregir las ampollas en los animales se los debe llevar a una zona protegida del sol hasta que la piel se cure. Puedes usar crema para quemaduras para aliviar algunos de los malestares asociados con las ampollas. Las plantas afectadas deben retirarse del sol y se les debe dar agua y exponerlas a una limitada cantidad de luz solar hasta que se recuperen.

Enfermedad

La enfermedad de la radiación es una consecuencia común a la exposición a la radiación UV en plantas y animales. Los síntomas de esta enfermedad en animales incluyen debilidad física, náuseas, vómitos e irritación de la piel. Las plantas que han caído presas de la enfermedad radioactiva pueden exhibir hojas amarronadas o amarillentas y resistencia a ingerir agua u otros nutrientes. Un animal o una planta que sufre de la enfermedad de radiación de UV debe ser retirado del sol o de las lámparas solares para recuperarse.

Envenenamiento

Una consecuencia más severa de la exposición a la radiación UV de las plantas y animales es el envenenamiento. En los animales, esta condición también se conoce como envenenamiento solar. Se produce por estar demasiado tiempo debajo del sol o de lámparas solares. Los signos de envenenamiento por sol o por radiación UV en animales incluyen quemaduras graves en la piel, náuseas y debilidad física. Los síntomas en las plantas incluyen hojas amarillentas y arrugadas, y quemaduras o marcas marrones. Si bien los animales pueden recuperarse del envenenamiento radioactivo, es muy difícil que las plantas lo logren por completo.

Muerte

La consecuencia más grave de la exposición a la radiación UV en animales y plantas es la muerte. Esto solamente sucede en casos extremos debido a una sobreexposición prolongada al sol o a las lámparas solares, por ejemplo durante un período de varios días seguidos. Los síntomas incluyen ampollas o ennegrecimiento de la piel, náuseas y vómitos en los animales junto con una debilidad física severa. Las hojas de las plantas se arrugarán o se quemarán, se decolorarán y no podrán recibir agua ni otros nutrientes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles