Consejos de ecualización para bajo

Escrito por matthew anderson | Traducido por maximiliano magnano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Consejos de ecualización para bajo

Las disposiciones de ecualización usadas para el bajo son importantes para alcanzar un buen sonido. Incluso un gran bajo, combinado con un gran amplificador, puede sonar muy mal si se usa una ecualización incorrecta. Tomarse el tiempo para conocer estas disposiciones puede tener un fuerte impacto en el sonido de un bajista. Mientras que el sonido es subjetivo y distintos equipos requerirán distintas disposiciones, hay algunos consejos generales que pueden ser útiles para cualquier bajista.

Otras personas están leyendo

Controles de ecualización de bajo.

Existe un número de esquemas de control distintos usados en diferentes amplificadores de bajo y ecualizadores. El esquema más básico tiene una perilla para los graves, una para los medios y una para los agudos. Algunos amplificadores van un poco más lejos y separan los medios en las perillas de medios graves y medios agudos. Usualmente los ecualizadores tienen alrededor de siete deslizaderos, que separan aun más los graves, medios y agudos en registros de tono más pequeños. Cuantas más posibilidades haya, más puede modelarse el sonido, pero puede tomar más tiempo ajustar aquellas posibilidades extra.

Graves, medios y agudos.

La ecualización del bajo, por lo general, se divide en graves, medios y agudos, incluso cuando hay más posibilidades disponibles. Una disposición con pocos graves puede sonar delgada y débil, pero una con altos graves puede retumbar mucho y ser muy indefinida. Un arreglo con pocos medios puede llevar a un sonido indefinido, pero subir mucho los medios puede producir un molesto sonido de bocina. Un arreglo con los agudos bajos puede hacer que el sonido general sea aburrido, pero subir mucho los agudos puede dar lugar a un sonido lacerante.

Ecualización llana.

Ante la duda, las posiciones llanas de la ecualización son las más fáciles de usar. Por lo general, no producirán un gran sonido, pero éste tampoco será particularmente desagradable. La definición de las notas es decente, pero atravesar algunas mezclas puede ser un problema. Simplemente dispón los graves, medios y agudos en un nivel moderado (usualmente 5). En un ecualizador, los selectores de frecuencia deberían posicionarse en línea a través del medio del rango del deslizadero.

Ecualización con forma de sonrisa.

La ecualización con forma de sonrisa puede ser útil para bajistas que usen la técnica del slap bass; crea un sonido retumbante y poderoso. La definición de las notas no es muy buena, y no es muy útil para otras maneras de tocar. Este arreglo usa una posición intermedia para los medios (alrededor de 5), con posiciones altas para los agudos y los graves (entre 7 y 10). En un ecualizador, los deslizaderos forman un patrón que asemeja una sonrisa. Los valores de las posiciones aumentan gradualmente a medida que uno se mueve hacia afuera, desde los mandos de frecuencias intermedias.

Ecualización con forma de ceño fruncido.

La ecualización con forma de ceño fruncido es un arreglo mucho más general que servirá para casi cualquier bajista. Esta disposición tiene una buena definición de las notas y puede atravesar la mayoría de las mezclas sin dificultades. También, generalmente, con facilidad evitará prácticamente todas las ecualizaciones de sonido desagradables. Los agudos y graves tienen posiciones moderadas (alrededor de 5), con una posición un poco más alta para los medios (de 7 a 8). En un ecualizador, los deslizaderos asemejan un ceño fruncido. Los valores de los agudos y bajos en los extremos aumentan gradualmente hacia los deslizaderos de frecuencias medias.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles