Consejos para freir entrecots

Escrito por hannah wickford Google | Traducido por natalia navarro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Consejos para freir entrecots
Los entrecots pueden pegarse a tu cintura y hacer que tu cartera disminuya, por lo que debes consentirte sólo de forma ocasional. (Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images)

Si vives en Nueva York, puede que lo conozcas como Delmónico, pero no te equivoques, es un entrecot. Cortado de la parte del tórax de la vaca, los entrecots son sabrosos y tiernos y se adaptan bien a las diferentes técnicas de cocina, incluyendo las frituras. No obstante, los beneficios tienen un precio, ya que un entrecot de 3 onzas de peso (85 gramos) tiene 165 calorías y 6 gramos de grasa (2 gramos de grasas saturadas y 3 gramos de grasa mono saturada.)

Otras personas están leyendo

Preparando el entrecot

Sácalo de la nevera y déjalo que tome la temperatura ambiente o al menos unos 70 grados Fahrenheit (21 grados celsius) antes de cocinarlo. Cuando pones un entrecot frío en una sartén caliente, la carne se constriñe y se vuelve dura y correosa. Sazona tus filetes antes de cocinarlos con hierbas secas y especies, como pimienta negra, pero no les pongas sal hasta que los hayas cocinado. Cuando pones sal en un entrecot, la sal absorbe la humedad de la carne. Cuando colocas el entrecot con sal en la sartén, la humedad de la superficie de la sal empaña la carne en lugar de dejar que se dore.

Adobos

Usa los adobos para dar sabor si lo deseas, pero no para hacer más blando el filete. Los entrecots son uno de los tipos de filetes más blandos que hay por lo que no necesitan un ablandamiento extra. Si usas un adobo con una base ácida en un entrecot, te arriesgas a hacer que la parte de fuera de la ternera se haga una plasta. Si quieres usar un adobo para darle al filete algo de sabor extra, no lo marines durante más de 20 minutos en un adobo que contenga vinagre, sal u otros zumos cítricos.

Preparando la sartén

Pon aceite de cocinar en la sartén o una mezcla de mantequilla y aceite para asegurarte que el filete no se pegará. Usa suficiente para cubrir la parte inferior de la sartén y espera hasta que empiece a brillar antes de colocar el filete. Espera a que esté caliente pero no demasiado, usando el quemador a fuego medio. Si la sartén se calienta demasiado, el entrecot se cocinará demasiado por fuera, dejando la parte de dentro cruda. Debes oír un siseo cuando pongas el filete en la sartén. Si empieza a echar humo, la sartén está demasiado caliente. Utiliza una sartén con un fondo grueso de hierro fundido para cocinar el entrecot, ya que ayudará a que se cocine a una temperatura consistente y evitará que se queme.

Cocinando el filete

Cocina el entrecot durante 4 ó 5 minutos por cada lado si la pieza tiene 3/4 pulgadas (19 milímetros) de grosor o de 5 a 6 minutos por cada lado para un filete de 1 pulgada (25 milímetros). Esto varía en función de cómo lo desees. Usa una espátula o unas pinzas para darle la vuelta y para evitar perforar la carne y hacer que salgan los jugos. Presiona el filete con tus dedos. Los filetes poco hechos o medios estarán blandos, los medios a bien hechos tendrán un tacto más sólido pero aún elástico. Si la carne está muy cocinada estará firme al tocarla.

Sugerencias para servirlo

Deja que el filete descanse durante al menos 10 minutos antes de servirlo. Mientras cocinabas el entrecot, el calor de la sartén extrae la humedad del filete. Dejarlo reposar hace que los jugos vuelvan de vuelta a la carne, asegurándote que el filete esté sabroso. Los entrecots tienen suficiente sabor por sí mismos pero puedes añadirle tu propio sabor poniendo algo de mantequilla con hierbas, queso azul o gorgonzola, champiñones salteados o crema de rábano picante.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles