Consejos para los hombres que se recuperan de una ruptura amorosa

Escrito por sarah brooks | Traducido por pei pei
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Consejos para los hombres que se recuperan de una ruptura amorosa
Aprovecha este momento para volver a conectarte con la gente importante a la que pudiste haber descuidado durante tu relación. (Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images)

En general, las rupturas amorosas son dramáticas. Pareciera que no sólo en las películas se respira el dolor del momento en que uno se vuelve loco en su habitación y el otro descubre que acaba de perder lo mejor que le ha sucedido en la vida. No obstante en estos casos, no se acepta la derrota y antes de terminar convencidos de que la vida les ha dado la espalda, recuperan a sus respectivos amores después de una cadena de momentos que involucran cartas y otras demostraciones que ratifican la devoción del uno por el otro. En el mundo real, sin embargo, la ruptura a menudo es sin más el último capítulo de una relación y la resolución de los conflictos no siempre es una opción. Los hombres y las mujeres se recuperan de estas situaciones de diferentes maneras. De hecho, como Men's Health lo explica, se cree que los hombres sufren de más angustia, ansiedad y depresión durante la ruptura sentimental que las mujeres.

Otras personas están leyendo

Tómate tiempo para llorar

Si la ruptura es reciente, es necesario que te permitas tener tiempo para llorar y desahogarte. Sin importar que tu relación haya perdurado dos años o dos meses, este cambio de rumbo en tu vida va a ser duro y definitivamente emocional. Quizá tengas la tentación de sumergirte en tu trabajo o de ponerte a buscar tantas distracciones como sea posible para tratar de olvidar lo que ha ocurrido. Piensa en que esto está bien, siempre y cuando dediques unos minutos cada día para sentarte y analizar la situación. Si sientes la necesidad de llorar, no te reprimas y deja que la emoción fluya. No hay necesidad de sentirse avergonzado por ello. Si lo deseas, expláyate durante unos minutos en la comodidad de tu casa, donde no te molesten y donde no tengas la obligación a recibir a nadie. Cuando sientas que el sentimiento ha aflorado, lávate la cara y sigue adelante.

Pasa un buen rato entre la gente

¿Recuerdas la vez que querías ir al partido de campeonato estatal de baloncesto con tus amigos de la universidad pero no pudiste hacerlo debido a que tu novia te pidió que la acompañaras a una reunión familiar? Ahora que no tienes que atender los deseos de otra persona, es el momento ideal para hacer lo que quieras y para ponerte al día con todo eso que has estado posponiendo. Este momento es perfecto para volver a conectarte con los amigos que tenías antes de que estuvieras con ella. Está bien hablar de la ruptura con todos ellos, pero recuerda que el punto es divertirse a su lado. Además, ten en cuenta que no está mal ventilar lo que acaba de suceder, pero tampoco es necesario decir cosas que no vienen al caso ni tampoco perder el respeto por tu vida privada o por la de tu ex. No "llores" sobre el hombro de los amigos en común, ya que los predispones a que tomen partido.

¡Cuídate!

Levántate de ese sofá en el que has estado pasando horas o sal de una vez de esa cama de la que finalmente no obtendrás nada. Aprovecha la membresía empresarial que tienes olvidada para entrar a un gimnasio que no conoces o intenta tomar una clase de yoga. De acuerdo con la Clínica Mayo, las posturas de yoga y el ejercicio en general te hacen tomar conciencia de tu cuerpo y tu mente, ayudándote a manejar el estrés y a relajar tus músculos. También puedes hacerte un corte de pelo diferente, comprarte algo nuevo o renovar la pintura de tu sala de estar. Si dejas el asunto a un lado y comienzas a preocuparte por ti mismo y por tu entorno personal, poco a poco comenzarás a sentirte mejor.

Deja que tu ex sea tu ex

Es posible que tengas la necesidad de llamarla, de ir a su apartamento, de visitarla a su trabajo o simplemente de ver si su coche está en el estacionamiento, pero lo mejor es evitar la tentación y abstenerte de enviarle mensajes de texto o correos electrónicos durante los meses inmediatos a la ruptura. Haz lo posible por no llamarla y resiste el impulso de proponerle una reconciliación, pues lo más probable es que las cosas no salgan del todo bien. Ten en cuenta que si estás pasando por un momento como éste, es porque tu relación ha terminado debido a que uno o ambos han decidido que hay algo que no se puede arreglar. En lugar de hacer una llamada telefónica nocturna y emocional a tu ex, llama a uno de tus amigos o compañeros de trabajo e invítalo a comer o tomar un trago. Recuerda, sin embargo, no exagerar con las copas. Eso te puede llevar a enviar mensajes de texto que en realidad no tenías intención de enviar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles