Consejos para la limpieza de pisos de baldosas con detergentes suaves

Escrito por christina teter | Traducido por martin santiago
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Consejos para la limpieza de pisos de baldosas con detergentes suaves
Tus baldosas requieren una limpieza regular. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Puedes tener pisos de baldosas en el baño, la cocina o en las entradas que requieran limpieza de forma regular. El azulejo texturado requiere más tiempo de limpieza ya que la suciedad y el polvo tiende a pegarse a la textura, lo que los hace más difíciles de limpiar. Al limpiar los pisos de baldosas, asegúrate de usar detergentes suaves porque los detergentes con disolventes más agresivos pueden manchar o grabar tu azulejo, dejando marcas no deseadas.

Solución de limpieza hecha en casa

La mayoría de las baldosas de cerámica, tanto vidriadas y no vidriadas, requieren una limpieza regular con un detergente suave. Para baldosas de cerámica, utiliza una solución casera que consiste en un galón (3,79 l) de agua tibia, 1 cda. de bórax y 2 cdas. de amoniaco. Utiliza una fregona de microfibra con la solución para limpiar los suelos. Cuando utilizas la fregona, limpia con un movimiento circular para mantener la suciedad adherida a la boquilla. Para manchas especialmente difíciles que no se limpian, aplica una pequeña cantidad de la solución en el área y déjala reposar antes de usar la fregona de microfibra.

Solución de limpieza comercial

Algunos lugares, especialmente en las baldosas texturadas, se niegan a limpiarse. Para estos lugares, es necesario utilizar una solución de limpieza comercial y diluirla de acuerdo a las instrucciones de la botella. Lo mismo es cierto de la lechada alrededor de la baldosa. La lechada recoge más suciedad y moho que la propia baldosa ya que se encuentra por debajo de la superficie de la baldosa. Para la limpieza de las áreas más difíciles, simplemente rocía la solución de limpieza comercial en la zona y deja reposar durante unos minutos antes de limpiar con una fregona de microfibra. Limpia el área con agua una vez que hayas terminado la limpieza para limpiar el residuo dejado por la solución de limpieza comercial.

Cepillo suave o pulidor eléctrico

Si tienes agua blanda, es necesario limpiar los pisos texturados con un detergente suave primero. Para ello, aplica el detergente a tu piso y déjalo reposar durante tres a cinco minutos. Frota ligeramente los azulejos con un cepillo suave o un pulidor eléctrico. Una vez esté como te gusta, limpia todo el suelo de baldosas con agua tibia para eliminar los residuos de detergente. También es necesario limpiar el suelo con una toalla seca para terminar de secar la baldosa antes de que la suciedad se adhiera a la superficie húmeda.

No uses lana de acero, polvos de limpieza ni abrasivos

La cerámica es muy duradera, pero no es indestructible. Si utilizas lana de acero, polvos abrasivos o materiales abrasivos, estás corriendo el riesgo de disminuir la vida útil de la baldosa. Estos productos también rayan el acabado de tu cerámica, dejando marcas para siempre. Con arañazos, el azulejo es más propenso a astillarse y finalmente romperse.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles