Consejos sobre las manchas marrones en una Dracaena Warneckii

Escrito por quentin coleman | Traducido por analia moranchel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Consejos sobre las manchas marrones en una Dracaena Warneckii
La dracaena rayada (Dracaena deremensis 'Warneckii') es una planta que se distingue por un par de rayas verde pálidas que van hacia abajo por los bordes de las hojas. (A cat laying in the garden. image by Saskia Massink from Fotolia.com)

La dracaena rayada (Dracaena deremensis 'Warneckii') es una planta que se distingue por un par de rayas verde pálidas que van hacia abajo por los bordes de las hojas. Son plantas tropicales que sólo pueden ser cultivadas al aire libre en las regiones más cálidas de los Estados Unidos, incluyendo las áreas del sur de Florida y California. Las puntas de las hojas y los tallos de la dracaena se vuelven marrones en respuesta al daño provocado por patógenos, a deficiencias nutricionales, plagas o químicos tóxicos presentes en el suelo.

Enfermedades

Las dracaenas son vulnerable a una enfermedad causada por el hongo Fusarium moniliforme que puede causar severos daños en las hojas y en los tallos. Este hongo se aloja en la planta y causa putrefacción en los tallos. Esto se nota por las manchas marrón oscuro y amarillas que aparecen en el follaje. Una enfermedad de podredumbre bacteriana causada por una variante de la bacteria Erwinia carotovora produce síntomas similares a una infección de Fusarium. Un número de enfermedades genéricas causadas por hongos provocan el mismo color amarronado y amarillento en las hojas de esta planta. Los patógenos responsables de esta condición rara vez causan daños graves, pero pueden provocar algunos daños superficiales en la planta y disminuir su crecimiento.

Plagas

Las plagas de insectos pueden decolorar las puntas de las hojas y tallos porque se alimentan de los tejidos de la planta. Algunos insectos chupadores pueden infestar la dracaena. Se establecen en la superficie de tallos, ramas y hojas y se alimentan de la savia de su anfitrión. Interrumpen el sistema circulatorio, impidiendo que la savia fluya hacia las regiones exteriores de la planta. Esto provoca que las hojas, flores y brotes de crecimiento infestados comiencen a marchitarse y morir. El daño foliar a menudo comienza en la punta y bordes del follaje invadido. Cochinillas y jejenes también se alimentan de la dracaena en ciertas etapas del ciclo de desarrollo. Estos insectos pueden propagar bacterias y virus patógenos y pueden ayudar a los hongos a establecerse en una planta sana.

Toxicidad del suelo

Una dracaena plantada en un suelo que contenga compuestos tóxicos puede presentar síntomas de estrés por los daños químicos. Esta es una de las varias especies de plantas que son particularmente susceptibles a la toxicidad del flúor. Exceso de floruro en el suelo provoca manchas en los bordes de las hojas. Las manchas de la descomposición son de menos de una pulgada de ancho (2,5 cm) y a menudo están vinculadas. La exposición a las sales usadas para el tratamiento de carreteras, así como los fertilizantes pueden causar decoloraciones a lo largo de las puntas de las hojas de dracaena.

Deficiencia de nutrientes

La deficiencia de un mineral crítico o nutriente puede ser culpable del dorado de tallos y hojas de la dracaena. Esta planta prefiere un nivel de pH del suelo entre 6.0 y 6.5. Un suelo con un pH mayor o menor puede cambiar la forma en que la planta absorbe los nutrientes del suelo. Una deficiencia de calcio o magnesio puede hacer que los márgenes de la hoja de dracaena comiencen a decaer y cause una antiestética decoloración y pérdida de hojas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles