Consejos para quitar residuos de pegatinas del metal

Escrito por nick davis | Traducido por francisco roca
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Consejos para quitar residuos de pegatinas del metal
Usa agua para deshacer los residuos sobre el metal de las pegatinas y quitarlos. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Las pegatinas contienen una capa de adhesivo que se queda en el plástico, la madera e incluso en las superficies de metal una vez que se retira la etiqueta engomada. El residuo atrae suciedad y, finalmente, puede manchar la superficie del metal. Cuando retiras los restos del adhesivo, no querrás utilizar una sustancia o herramienta que pueda arañar el metal o eliminar sólo una porción del residuo. Una vez que el residuo se ha ido, es necesario pulir el metal para devolverle su brillo.

Otras personas están leyendo

Empapar los residuos

Si remueves los restos de adhesivo de una mesa de metal, del parachoques de un automóvil o de una superficie que no entra en contacto con componentes eléctricos, usa agua caliente o limpiador de vidrios para empapar los residuos con agua y ablandarlos o deshacerlos. Humedece un trapo o paño suave no abrasivo con agua caliente o limpiador de vidrios, escurre el exceso y coloca el trapo o paño en la parte superior del residuo. Asegúrate de que el trapo o paño cubran totalmente el residuo. El agua o el limpiador de ventanas deben tomar alrededor de cinco minutos para penetrar en el pegamento adhesivo.

Remover el residuo

Quitar el residuo no requiere ningún solvente especial o solución comercial. Simplemente envuelve el trapo o paño húmedo que usaste para empapar el adhesivo alrededor de la punta de un cuchillo de plástico para mantequilla o espátula de plástico. Raspa suavemente el residuo de adhesivo de la superficie metálica. El trapo o paño evitan que el cuchillo raspe el metal. No utilices un cuchillo sin cubrirlo para raspar el residuo. Una vez que el residuo desaparece, limpia la superficie metálica con un trapo o un paño suave y limpio para eliminar el polvo y la suciedad.

Quitar los residuos sin empapar la superficie

Si la superficie del metal no puede empaparse con agua o con un limpiador para ventanas, utiliza un cuchillo de plástico para mantequilla o una espátula envuelta en un trapo o paño suave y seco para raspar lentamente el residuo. El trapo seco o paño protegerá la superficie del metal, pero permitirá que el cuchillo penetre el residuo. Utiliza la punta del dedo para ayudarte a quitar cualquier residuo restante. Los aceites de tu dedo ayudarán a suavizar al adhesivo.

Pulido

Una vez que el residuo desapareció, es importante pulir el metal con un trapo o paño suave y limpio para restaurar su brillo y eliminar cualquier huella dactilar. Si consigues, rocía la superficie metálica con un producto químico comercial diseñado para limpiar metales y luego limpia la superficie con un trapo o paño suave. Los limpiadores/pulidores de metal comercial están disponibles en las grandes tiendas de ferretería, de mejoras para el hogar y ciertas grandes tiendas minoristas. No uses limpiadores abrasivos o sustancias para limpiar, pulir o quitar los residuos de las superficies de metal; estas sustancias pueden dañar al metal y rayarlo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles