Consejos para recalentar el pescado frito

Escrito por lauren tyree | Traducido por mariana nonino
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Consejos para recalentar el pescado frito
Las sobras de pescado frito pueden ser tan sabrosas como la noche anterior. (Eising/Photodisc/Getty Images)

El sabor y la textura de los alimentos fritos a veces puede ser difícil de mantener durante el proceso de recalentamiento. Con el pescado frito, la meta es capturar el carácter crujiente de la cubertura y la ternura del pescado al recalentar las sobras. Hay varias opciones entre las que elegir, la decisión se basará en los requisitos de tiempo y la forma particular en que tratas de preservar las características originales de la comida.

Otras personas están leyendo

Sartén

Saca una sartén seca y colócala sobre la cocina. Baja el fuego a medio y agrega un poco de aceite de cocina. Toma el pescado frío y colócalo en la sartén, calentándolo durante unos minutos por cada lado. Dale la vuelta al pescado una o dos veces para asegurarse de que cada lado está caliente y crujiente como si estuviera recién hecho. Cocinar el pescado a fuego lento lo dejaría baboso y la capa exterior quedaría blanda, mientras que con una temperatura alta puedes quemar el exterior, manteniendo el centro frío, así que si eliges este método, encuentra el ajuste medio perfecto.

Horno convencional

Precalienta un horno convencional a 350 grados Fahrenheit (180°C) y deja que alcance el calor máximo antes de colocar el pescado frito sobrante en una bandeja de horno plana. Asegúrate de cubrir la superficie de la hoja con aceite o usar una lámina de aluminio antiadherente. Una vez que el horno está lo suficientemente caliente, coloca el pescado en el interior, dejando que se cocine por 15 minutos. Esto debería calentar el pescado fresco y dejar crujiente la cobertura.

Horno eléctrico

Si tienes un horno eléctrico de encimera, puedes recalentar los peces utilizando casi el mismo método que con un horno convencional. Toma los peces, envuélvelos casi completamente en papel de aluminio y rocía unas gotas de agua en la parte superior del misma para evitar el exceso de secado durante el proceso de calentamiento. Precalienta el horno a 350 grados Fahrenheit (180°C) y coloca el pescado en el interior de la parrilla una vez que el horno esté lo suficientemente caliente. Revisa los alimentos con frecuencia para controlar su progreso. Deseas conseguir un empanado crujiente y una carne húmeda, así que no lo dejes en el interior durante demasiado tiempo.

Microondas

Si no tienes el tiempo suficiente para utilizar cualquier otro método que un horno de microondas, ten en cuenta que el vapor de la máquina puede producir un pescado blando, casi elástico si no tienes cuidado. El mejor truco es envolver el pescado en una toalla de papel antes de colocarlo en el horno microondas. El papel absorberá gran parte de la humedad y evitará que el recubrimiento empanado se moje todo. Ten en cuenta el tamaño de la pieza de pescado al momento de decidir cuánto tiempo necesitas calentarlo. El recalentamiento puede causar que se endurezca el pescado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles