Consejos y técnicas de pintura al óleo de un terreno rocoso

Escrito por roz zurko | Traducido por mary lascano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Al hacer una pintura al óleo acerca de una superficie rocosa se necesita dar un paso atrás y mirar los colores reales del paisaje. Las rocas, acantilados y peñascos pueden ser difíciles de interpretar exactamente en una pintura al óleo. La aplicación de pintura en los trazos que imitan el contorno de las rocas que estás pintando te ayudará a capturar la naturaleza con el pincel y el lienzo. Para crear una pieza de apariencia natural, estudia las formas de las sombras de las rocas antes de pintarlas. A continuación, mantén esa forma en la mente mientras pintas.

Otras personas están leyendo

Colores realistas

El primer consejo al realizar una pintura al óleo sobre algo que se ve en la naturaleza es dar un paso atrás y mirar los colores. Un terreno rocoso tendrá una variedad de colores, con diversos matices. Mantén una piedra en tu mano y observa el color, no se trata sólo de un color marrón o gris, tiene una variedad de colores y matices. Ahora imagina los colores a la luz del sol y la sombra que proporcionan a esa roca, mientras en la parte del terreno rocoso hay por lo menos 10 diferentes tonos y matices.

Cuanto más se acerque a los colores reales de la naturaleza, más realista se verá tu pintura. Los colores se transforman uno al otro en un terreno rocoso, no hay muchas líneas de colores distintos en las rocas. Ellos están manchados, que es lo que debes hacer con los colores del lienzo al pintar el terreno rocoso.

Verdadera proporción

El tamaño y la proporción de tu paisaje rocoso también son importantes la hora de pintar. La pintura al óleo debe representar una escena de la naturaleza, así que todo debe verse de manera natural. Un consejo para mantener los elementos en la proporción correcta es llevar una regla contigo y sostenerla a medida que observas los elementos a la distancia mientras los pintas. Una roca puede medir un cuarto de pulgada (2,79 cm) en la regla mientras te encuentras a una gran distancia. La montaña puede ser de 10 pulgadas (25,40 cm) de alto usando esta técnica de medición de distancia. Aplica estas medidas para el paisaje en tu lienzo.

Otro consejo para pintar algo realista es poner la forma del objeto en partes juntas. En un terreno rocoso es posible que tengas que pintar un acantilado irregular. Al mirar el acantilado, observa el contorno de las piezas. Empieza con la parte superior y trabaja hacia abajo. Pinta en primer lugar la línea de la cresta del acantilado, y luego trabaja por los lados. Al juntar las piezas de tu terreno rocoso, obtendrás una representación más realista.

Pintura y textura

Coloca una capa de pintura en el lienzo para imitar la textura de las rocas. En lugar de hacer pinceladas circulares o rectas, como en la mayoría de los paisajes, sigue el contorno de la roca que estás pintando todo el camino a través de la imagen de la roca.

Un terreno rocoso tendrá muchas sombras entre las rocas y cantos rodados. Mira primeramente la forma de las sombras, y ten en cuenta la forma al hacer la sombra. La sombra de las rocas debe ser de tonos oscuros y no solo negros. Las sombras s se verán mejor una si te alejas de la lona. Te sera de ayuda estar lejos de vez en cuando y mirar las rocas que estás pintando. Esto te da una idea de cómo se verá a la distancia, que es normalmente desde donde se ve una pintura.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles