Consejos para utilizar tornillos de chapa

Escrito por don kress | Traducido por andrés marino ruiz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Consejos para utilizar tornillos de chapa
Los tornillos de chapa no suelen superar el largo de 1/4 de pulgada (0,6 cm). (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Los tornillos de chapa son útiles para sostener de forma temporal a los paneles metálicos que serán soldados, así como sostén permanente de paneles de chapa. Hay varias formas de hacer que el proceso de sujeción sea más sencillo. Los tornillos de chapa pueden penetrar con facilidad el metal o puede que no, aumentando la dificultad del trabajo.

Otras personas están leyendo

Mangas para taladrar

Las mangas para taladrar son utilizadas con taladros eléctricos para ayudarte a colocar los tornillos en posición. Éstos poseen una broca magnética que sostiene al tornillo en su lugar, y una manga que se desliza hacia abajo, sobre la broca y el tornillo, para sostenerlo de forma recta mientras se lo taladra al panel. Cuando los tornillos hayan sido insertados, la manga se retrae sobre la broca, permitiendo que se cargue otro tornillo sobre la punta del taladro.

Tornillos autoadherentes

Los tornillos autoadherentes poseen pequeñas puntas como los taladros en sus extremos que permite que penetren en las superficies metálicas. Los tornillos autoadherentes son utilizados tanto con destornilladores eléctricos como manuales. Estos tornillos son la forma más fácil de unir paneles de chapa.

Pre-taladrar

Pre-taladra el metal antes de atornillar los paneles si no dispones de tornillos autoadherentes, lo que te permitirá determinar la posición correcta de cada tornillo en el panel. Utiliza un taladro eléctrico para esto, junto con una broca que sea ligeramente más pequeña que el cuerpo del tornillo.

Punzones

Los punzones son útiles para asegurarte que los tornillos de chapa no se desplacen por el panel al cual estás intentando taladrarlos. Un punzón es una herramienta de metal de aproximadamente 4 pulgadas (10 cm) de largo. La afilada punta del punzón es colocada en el punto del metal en donde deseas que vaya el tornillo, mientras que del otro lado del metal se coloca una pieza de madera. Luego se golpea al punzón con un martillo para crear un agujero en el metal.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles