Cómo conservar la albahaca fresca

247
Ha sido de ayuda

La clave para mantener la albahaca fresca y fragante por días (incluso semanas) después de la compra o la cosecha, es guardarla fuera del refrigerador. La albahaca se pone negra y viscosa y pierde su sabor dulce picante cuando se refrigera. La mejor forma de conservarla ponerla en una jarra de agua en la encimada de la cocina.

Necesitarás

Otras personas están leyendo

Paso 1

Llena una jarra resistente corta o un vaso con 3 o 4 pulgadas (7.62 cm o 10.16 cm) de agua corriente tibia.

Paso 2

Trata de cosechar los tallos más largos si los sacas del jardín (en lugar de quitar algunas hojas). Lleva la albahaca al interior y pon los tallos inmediatamente en la jarra de agua, asegurándote de agregar más agua si el extremo de cada tallo no queda sumergido.

Paso 3

Quita la albahaca de su envoltorio si la has comprado fresca en el supermercado. Corta las puntas de los tallos y colócalos en una jarra de agua (esto aumenta la capacidad de la albahaca de absorber el agua).

Paso 4

Coloca la jarra en un lugar fresco lejos de la luz solar directa. No te preocupes si esta se marchita y cae un poco al comienzo, se reanimará luego de 12 horas. Cambia el agua de la jarra a diario. Cuando la conservas de esta forma, la albahaca se mantendrá fresca durante semanas. De hecho, si dejas los tallos en el agua, eventualmente formarán raíces y podrás volver a plantarlas en una maceta o en el jardín.

Recursos

Lee este artículo

Comentarios

Más reciente