Comida

Cómo conservar húmedas las pechugas de pollo

Escrito por esperance barretto | Traducido por alejandra prego
Cómo conservar húmedas las pechugas de pollo

Prepara pechugas de pollo jugosas incorporando técnicas de cocción húmeda.

Eising/Photodisc/Getty Images

Las pechugas de pollo son una porción de carne de ave sabrosa y fácil de cocinar. Puedes usarlas para preparar una comida saludable ya que son bajas en grasa. Sin embargo, al ser magras tienen una textura seca y gomosa. Hay varias técnicas de preparación que puedes combinar para asegurarte de que retengan la humedad y estén tiernas y jugosas una vez que estén cocidas.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Sal de mar
  • Toallas de papel
  • Aceite de oliva o cualquier aceite de cocina
  • Papel de aluminio

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Pon las pechugas en salmuera antes de cocinarlas. Remójalas durante toda la noche en una solución de agua y sal y ponlas en el refrigerador. Agrega 1/2 taza de sal por cada galón (3,7 l) de agua. Escurre el agua y seca las pechugas con toallas de papel. Estas absorberán la salmuera y retendrán la humedad cuando las cocines.

  2. 2

    Agrega aceite a las pechugas de pollo al marinarlas. Mezcla aceite de oliva o cualquier otro aceite de cocina junto con los ingredientes para marinada de tu gusto, como hierbas y especias. El aceite ayuda a mantener la carne húmeda y evita que se reseque. Usa una proporción de 2 a 1 de aceite con los demás ingredientes de la marinada. Aplícala sobre las pechugas de pollo y ponlas en el refrigerador durante al menos dos horas antes de cocinarlas.

  3. 3

    Usa técnicas de cocción húmeda para preparar las pechugas de pollo. Haz las pechugas escalfadas o cocínalas a fuego lento con la tapa puesta para que retengan el sabor y la humedad.

  4. 4

    Envuelve las pechugas de pollo en papel de aluminio cuando las horneas. Este sellará la humedad en el interior y evitará que se resequen.

Consejos y advertencias

  • Mantén la piel de las pechugas de pollo cuando las asas para evitar que la carne se seque. Desecha la piel, si así lo deseas, una vez que se hayan cocinado.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media