Cómo conservar melones

Escrito por brianna gunter | Traducido por maria eugenia gonzalez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo conservar melones
Aunque son mejores fresco, los melones se pueden conservar para consumir más tarde. (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)

Los melones son conocidos por no duran mucho más que algunos días cuando están maduros. Debido a esto, son cosechados con más frecuencia tan pronto como han madurado o, en los casos comerciales, algunos días antes. Cuando se cosechan, los melones pueden comerse enseguida o guardar para otro momento. No obstante, si se van a consumir mucho más tarde, puede ser necesario conservarlos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Refrigerador
  • Congelador o nevera
  • Bolsas plásticas herméticas
  • Almíbar suave (4 tazas de agua y 1 a 2 tazas de azúcar)
  • Cuchillo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Preparación

  1. 1

    Refrigera el almíbar suave por al menos una hora para asegurarte de que esté frío. Si no tienes un jarabe ya hecho, puedes hacer uno mezclando 4 tazas de agua con 1 a 2 tazas de azúcar o miel.

  2. 2

    Corta el melón en rodajas finas o cubos. Las piezas más pequeñas son más fáciles de conservar debido a que debes cubrirlos con el almíbar. Las bolas pueden funcionar también si tienes una cuchara para sacar bolas o para servir crema helada.

  3. 3

    Saca el almíbar del refrigerador. Debe estar más líquido que sólido. Si no lo está, déjalo reposar a temperatura ambiente por 10 minutos.

  4. 4

    Cubre los trozos de melón con el almíbar. Cuando estén cubiertos, guárdalos en las bolsas plásticas. Las cosas se expanden cuando se enfrían, por lo que asegúrate de que haya espacio entre cada trozo.

  5. 5

    Retira el exceso de aire de las bolsas y colócalas aplastadas en el congelador. No pongas nada pesado sobre las bolsas mientras los trozos de melón esté aún blandos.

    Conservación

  1. 1

    Escribe la fecha en las bolsas para llevar un registro de su edad. Los melones se conservarán cuando estén completamente congelados y durarán meses si los necesitas.

  2. 2

    Retira las bolsas del congelador cuando quieras servir o usar los melones. Déjalos reposar a temperatura ambiente, aún dentro de las bolsas, por 10 a 20 minutos, o hasta que hayan alcanzado la blandura deseada. No obstante, no los dejes descongelar por completo.

  3. 3

    Coloca los trozos de melón semi congelados en un bol o plato. Si hay un exceso de azúcar o almíbar congelados, simplemente sepáralos con un cuchillo. Los trozos de melón están listos para usar.

Consejos y advertencias

  • Puedes conservar los melones sin endulzar si congelas las rodajas entre capas de papel manteca dentro de una bolsa o recipiente plásticos. No obstante, si usas este método, debes consumir los melones en unas pocas semanas.
  • Usa solo melones que estén totalmente maduros pero firmes. Los melones en otras etapas no se conservan tan bien.
  • Los melones no son adecuados para secar o envasar debido a su consistencia y a que no es ácido; por lo tanto, estos métodos de conservación no deben intentarse.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles