Construcción de una cabaña auténtica

Escrito por katherine spiers | Traducido por karen angelica malagon espinosa
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail

Este clásico estilo rústico es sorprendentemente fácil de lograr

Construcción de una cabaña auténtica
Debido al proceso de la obtención de permisos, la compra de un kit a menudo es una forma más fácil de realizar. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

Compré mi casa por US$10.000. ¡Me sobra mucho dinero!

— John Powers, co fundador de la Hermandad de Cabañas Rayadas.

Las cabañas han protegido a la gente durante miles de años, principalmente en el norte de Europa en donde había una gran cantidad de árboles y la necesidad de aislamiento era alta. Los inmigrantes compraban diseños desde el océano hacia norteamérica y las cabañas ahora están asociadas con la mentalidad del estadounidense con las primeras, el medio Oeste y Abraham Lincoln. Las cabañas dejaron de ser las favoritas de la sociedad estadounidense cuando se industrializaron y se especializaron y cuando atrajeron la construcción de una casa propia la cual se convirtió en algo menos obvio. Sin embargo, de forma reciente, la construcción de una cabaña ha experimentado un resurgimiento, probablemente como parte del movimiento particular más grande que se generó a lo largo del país. Hoy en día, los kits de construcción de leños para una casa cumplen el sueño de que construyas la tuya propia. Sin embargo, mucha gente busca construir sus propias casas haciéndolas a partir de rayones y quizá incluso cortan ellos mismos los árboles. Cualquiera que sea el método que elijas, aunque parezca ser un proyecto amplio, los expertos insisten en que es algo relativamente fácil y mucho menos costoso que la construcción de una casa convencional.

Preocupaciones de permisos

John Powers, co fundador de la Hermandad de Cabañas Rayadas con base en Texas, vive en una cabaña con su familia y aconseja a otros sobre cómo construir sus propias cabañas. Es un defensor de las cabañas como una opción asequible. "Compré mi casa por US$10.000", dijo. "¡Me sobra mucho dinero!".

Lo primero que los potenciales constructores se tienen que preocupar es el permiso, ya que las cabañas parecen ser más distintas que el resto de las estructuras. Sin embargo, Powers nunca tuvo un cliente o un compañero de trabajo que no obtuviera un permiso para construirlas. "La mayoría de los inspectores en construcción no están familiarizados con las cabañas, por lo tanto es posible que necesites a un ingeniero y que éste se desista lo que permite que el inspector citadino también desista", dijo.

Greg Landess, vice presidente de ventas y mercadeo en las Cabañas de Blue Ridge en Carolina del Sur, dice que en cuestiones de zona y en cuanto a los códigos citadinos, éstos siguen siendo los mismos con las cabañas y las casas estándar. "Construimos con los mismos códigos que cualquier constructor usa", dijo Landess cuyas empresas crean cabañas modulares que se pueden adaptar a órdenes especiales y envíos hacia los lugares de construcción. "Las conexiones son las mismas que con cualquier otra casa".

El proceso de permisos es un elemento en la construcción de cabañas para las cuales se compra un kit que es más fácil de llevar. Cada kit lo pre aprueba un ingeniero. Sin embargo, mientras menos preocupados estén los constructores de leña rayada, será el único beneficio para comprar un kit. Muy pocos sitios web de bricolaje de cabañas cuentan con una sección completa dedicada a los demonios en los kits para casas. Es una opinión pero muy bien sostenida.

Las cabañas pueden incluir todas las amenidades con las que cuentan las casas estándar aunque el cableado y la plomería no se pueden contener en las paredes exteriores; por lo general pasan a través de las paredes interiores o del muro de separación. Y para algunos, el término "cabaña" hace referencia a una casa simple y pequeña no a la palabra correcta. Landis trabajó en una cabaña de 8.300 pies cuadrados (771 metros cuadrados).

Desde el principio

Aunque quieras construir a partir de un kit o de leña rayada tendrás que decidir el lugar de la fundación. Una losa regular podría quebrarse debajo del peso de las cabañas en las que se haya invertido, así que Powers recomienda el uso de una losa muy profunda que vaya a por lo menos 2 pies (61 cm) de ancho de las pilas de cemento.

El siguiente problema proviene del corazón de la materia: los leños mismos. Algunos puristas, Powers uno de ellos, no tratan la madera que eligen. "No creo en los leños tratados", dijo Powers. "Con la madera sin tratar existe menos liberación de gases y menos químicos; los leños pueden respirar. De hecho, todo es cuestión de salud".

Sin embargo, la madera sin tratar se debe proteger de los elementos de moda, que es el motivo por el cual el techo de Powers se extiende a 9 pies (3 metros) de los costados de su casa. Protege a los lechos del sol y de la lluvia mientras crean un porche.

Hablando de forma general, la mejor madera para las cabañas es el cedro y la peor es el roble. Sin embargo, existen muchos motivos para tratar con cualquier tipo de madera, el más fácil es el procuramiento. En primer lugar es más económico si la madera viene de cerca y que no incluya gastos de envío. "Mi dicho es corta cualquier árbol que encuentres", aconsejaba Powers.

También es más amigable con la tierra ya que al lkevar la madera en camiones o en trenes aumenta el consumo de gasolina y la contaminación.

Quizá un motivo más importante para el uso de leños locales, por lo menos para gente que quiere que sus casas duren mucho tiempo, es que la madera local es menos apetecible para los bichos locales que la madera enviada desde otro clima. "Soy del este de Texas así que Louisiana me queda muy lejos", dijo Powers. "Pero si compro un delicioso ciprés en Louisiana, los bichos no se lo comerían".

Construcción de la cabaña

Cuando reúnas la madera es momento de empezar a apilarla. La gente lija los leños a distintos ángulos pero es por mucho una materia de prueba: qué tan rústica quieres que luzca tu cabaña. De cualquier forma, el exterior contiene la fuerza de la casa ya que las paredes interiores nunca se catalogan como carga suficiente.

Powers se dio cuenta que el problema es que la gente que vive en cabañas tiene más miedo de que haya incendios. La idea de que una cabaña se queme más rápido que una casa estándar es persuasiva pero no real. "Se quema de forma lenta", dijo Powers. "Tu casa podría quemarse 10 horas y no colapsará".

"Piensa en un edificio de fuego: tienes que separar un leño para quemarlo".

Estas estructuras de paredes gruesas hacen que las temperaturas internas se mantengan templadas y tengan una reputación de supervivencia en huracanes, terremotos y otros desastres naturales, todas las cualidades se atribuyen a su masa térmica lo cual también hace que las cabañas cuenten con una energía notablemente eficiente.

"Piensa en el leño del rededor con poros dentro de la leña", explicó Landess. "Cuando afuera está soleado estos poros calientan el interior de la leña lo que los atrapa para que funcione en forma de aislamiento durante toda la noche".

En términos de costo, estética y eficiencia de energía, una cabaña podría funcionar para una persona hábil en busca del proyecto más reciente de bricolaje.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles