Cómo construir una carroza

Escrito por ethan pendleton | Traducido por marina boninni
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

La carroza fue uno de los primeros vehículos que presentaron los seres humanos. Las carreras de carrozas crecieron como entretenimiento para muchos y se transformaron en una forma para demostrar la riqueza. Existen muchas razones para construir tu propia carroza. Quizás quieras recrear una escena favorita de una película de gladiadores o sólo porque quieres andar por tu vecindario con estilo. Usando objetos comunes, puedes construir una carroza que te llevará a cualquier lado.

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Ruedas
  • Un eje
  • Una madera u otro material que se pueda trabajar
  • Herramientas eléctricas
  • Riendas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Cómo construir una carroza

  1. 1

    Necesitarás una cabina (el lugar en el que se ubica el conductor), ruedas, una forma de impulsar la carroza y una forma de conectarla al sistema de propulsión. Un grupo de caballos pueden propulsar tu carroza como en la antigüedad o puedes tener amigos que tomen las riendas y te impulsen.

  2. 2

    Puedes construir la cabina con madera o usar una estructura ya hecha, como un barril de basura viejo. Piensa si quieres una carroza grande e intimidante o una elegante y rápida. Haz un plano para tener como guía para construir tu vehículo.

  3. 3

    Construye la cabina si decides ir por este lado. Elige un trozo de madera fino para la parte inferior y bordéalo en los tres lados con una barandilla protectora. Asegúrate de que la base y la baranda se conecten fuertemente. Atornilla las piezas y usa soportes, también, para asegurarte de que tu carroza se mantendrá armada cuando la uses.

  4. 4

    Atornilla un eje al inferior de tu carroza y agrega las ruedas. Estas deberán ser grandes, al menos un pie (30 cm) de diámetro. Gira las ruedas varias veces para asegurarte de que se mueven con libertad sin soltarse. También querrás agregar un soporte que mantenga la carroza derecha cuando no se usa. Esto puede ser una viga fina que se extienda desde la carroza, a un ángulo de 45 grados.

  5. 5

    Lleva tu carroza a dar una vuelta de prueba. Agrega unas riendas a lo que sea que impulse tu carroza. Asegúrate de que esté firme. Debes sentir que es parte de ti y no deberías hacer mucho trabajo para mantenerte dentro de la misma. La movilidad es también la clave para una carroza. Si no obtienes la respuesta que quieres, intenta con ruedas más pequeñas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles