Cómo construir casas usando sacos de arena

Escrito por debbie mcrill
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

La construcción con sacos de arena es conocida también como edificación con bolsas de tierra. Este material, fuerte y resistente, se usa para construir casas. El resultado son muros gruesos que pueden sostenerse en pie frente a condiciones climáticas adversas. Las instrucciones básicas ofrecen una perspectiva de la técnica empleada para construir estos hogares económicos, duraderos y originales. Muchas de estas casas se construyen en forma de domo.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Bolsas de polipropileno
  • Cuerda de polipropileno
  • Tierra, arena, roca volcánica o escombros.
  • Alambre de púas
  • Madera
  • Papercrete

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Prepara el área. En un terreno con buen drenaje, despeja toda vegetación y nivela el suelo. Marca el centro del domo con una estaca como referencia para empezar a construir. Ata a la estaca una cuerda que tenga por largo el radio de la casa. Por ejemplo, si construyes una casa de 20 pies, ata un trozo de soga de 10 pies y traza el perímetro. Traza también una segunda línea alrededor del perímetro teniendo en cuenta el ancho de las bolsas como guía para la base. Marca una entrada lo suficientemente ancha para emplazar la puerta. Cava la base con una profundidad de 18 a 24 pies entre las líneas del perímetro que marcaste. Una vez cavada la zanja, llénala con rocas, grava o trozos de concreto. Las bolsas de arena se pueden colocar al nivel del suelo o en la zanja, a unas pocas pulgadas de profundidad.

  2. 2

    Construye las paredes. Para comenzar con la estructura, llena las bolsas de polipropileno. Suelen utilizarse bolsas de arroz, que son fáciles de conseguir. Lo mejor es usar bolsas de 50 libras pues una sola persona puede bastarse para moverlas y apilarlas. Llena las bolsas con el material de tu elección valiéndote de una pala. Puedes utilizar tierra del mismo emplazamiento, aunque no tendrá el valor de aislamiento de otros materiales como la roca volcánica. Deja sin llenar unas 8 pulgadas en la parte superior para poder cerrarlas. Corta la cuerda de polipropileno en trozos de unos 5 pies de largo y colócalos espaciados varios pies atravesando la trinchera antes de disponer las bolsas. Cuando las hayas llenado, acomódalas en la zanja, bien ajustadas unas contra otras. Dobla el extremo abierto para que no se derrame el contenido. Una vez dispuesta una capa de bolsas, presiona con el pie o empleando un apisonador.

  3. 3

    Apila las hileras. Extiende dos líneas de alambre de púas entre cada una. Colócalo aproximadamente a 4 pulgadas de los bordes de la bolsa y suma otra hilera. Utiliza el alambre entre cada capa para evitar que se deslicen. Intercala las bolsas como si fueran ladrillos, de modo que no queden líneas verticales. Luego de varias capas, ata la soga de polipropileno alrededor de las bolsas para darle mayor estabilidad.

  4. 4

    Crea el domo. A medida que agregues hileras, comienza a inclinar las bolsas ligeramente hacia adentro para crear el domo. Al llegar a los 8 y 1/2 pies, coloca vigas de madera para mantener la estabilidad pues lo que resta del domo forma un ángulo más agudo para completar la estructura. La construcción de la viga es como en una edificación tradicional, se colocan tablas de 2 pulgadas de ancho separadas y en posición vertical contra las bolsas. Al construir la pared, inserta tubos de alcantarillado del ancho de la misma. Estos serán las ventanas: Para la puerta de entrada, construye columnas de dos bolsas de ancho. Se puede sujetar un marco de madera clavando varillas de acero en las bolsas para estabilizarlo. La parte superior de la puerta debe estar sostenida por un encabezamiento de al menos 4x6 tablas o un arco que soporte el peso de las bolsas encima de la entrada.

  5. 5

    Para completar el domo, las bolsas se inclinan hacia adentro en un ángulo agudo. En la parte superior, inclínalas lo suficiente para insertar una pieza de PVC que funcione como ventilación. Una vez completado el domo debe sellarse para proteger las bolsas del sol. Puedes utilizar Papercrete o una mezcla de papel, cemento y arena. También se puede usar estuco o adobe. La mezcla se esparce sobre el domo. Para agregar las ventanas, simplemente revoca alrededor del tubo de alcantarillado. Cuando todavía esté húmedo, retira una pulgada de revoque del tamaño del vidrio para empotrar la ventana. Una vez seco, inserta el vidrio y agrega más revoque alrededor de los bordes para que lo sostenga.

Consejos y advertencias

  • Las bolsas más grandes pueden usarse para envolver las capas.
  • Las edificaciones generalmente requieren de un permiso en la mayor parte de las ciudades o jurisdicciones. Consulta ante las autoridades locales cuáles son los requisitos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles