Cómo construir un futbolín

Escrito por ethan pendleton | Traducido por andrés marino ruiz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo construir un futbolín
Pelota de fútbol. (Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images)

El futbolín es un gran deporte social. Es divertido jugarlo, pero difícil perfeccionarlo. Para jugarlo, uno hace girar unos tubos conectados a personas en miniatura para golpear una bola, esperando que entre en el arco contrario. Dependiendo del tamaño de la mesa, puedes tener entre 2 y 8 jugadores parados alrededor de los molinetes. Comprar una mesa de futbolín puede ser muy costoso, pero siempre puedes construir la tuya. Tras haberla construido, tendrás una atractiva y funcional pieza de centro para un dormitorio, sala de juegos o garaje.

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Tubos de aluminio
  • Madera contrachapada
  • Herramientas eléctricas
  • Soportes
  • Acrílico
  • Pintura

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Decide qué tan grande deseas que sea tu futbolín. Cuantos más molinetes tenga, más personas podrán jugar. Tener más molinetes también aumentará la dificultad para un solo jugador. Una mesa de futbolín estándar es de aproximadamente 4 por 2 pies (1,2 por 0,6 m). Decide cuántas hileras de molinetes deseas que tenga. Cada mitad de la mesa tendrá 4 molinetes con 1, 2, 3 y 5 jugadores de madera.

  2. 2

    Corta un trozo de madera para la base de tu tabla. Puede que desees utilizar un trozo de madera dura para esto, ya que esta será la superficie de juego. Corta madera para los costados de la mesa. Los costados de la mesa deben ser de entre 6 y 8 pulgadas (15 y 20 cm) de alto. Puedes colocar el futbolín en una mesa que ya poseas o puedes colocarle patas para que la superficie de juego quede a unos 3 pies (0,9 m) de altura del suelo. Es tu decisión si sigues las regulaciones de las mesas de futbolín o si deseas construir una mesa personalizada.

  3. 3

    Mide para decidir dónde realizarás los cortes para los molinetes. Estos pueden ubicarse con cualquier separación, pero deben ser simétricos para ambos jugadores. En la mayoría de las mesas, los molinetes están separados por 6 pulgadas (15 cm) y se ubican a sólo 3 pulgadas (7,5 cm) sobre la superficie de juego. La varilla del arquero se ubica a 3 pulgadas (7,5 cm) del fondo del campo de juego. Utiliza un taladro para añadir los agujeros y asegúrate de que los molinetes encajen en los agujeros y giren fácilmente.

  4. 4

    Talla pequeños jugadores en madera. Tómate tu tiempo y utiliza una madera blanda, como pino. Comienza dibujando el contorno de los jugadores en la madera y luego utiliza un cuchillo filoso para remover fragmentos de la madera. Si no eres un tallador experimentado, puedes simplemente realizar una forma humana redondeada. Asegúrate de hacer que sus pies sean lo suficientemente grandes como para ser utilizados como superficie de impacto. Taladra agujeros a lo largo de los centros de los jugadores para acomodar los molinetes.

  5. 5

    Corta un trozo de acrílico y acomoda la superficie de juego de tu futbolín. Decórala como te guste; puedes hacerla psicodélica o puedes hacerla realista, pintando las líneas de meta y las demás características como en un campo real de fútbol. Añade cualquier tipo de arco que desees.

  6. 6

    Ensambla todo. Taladra los agujeros para iniciar el juego en la base de la superficie del futbolín y el acrílico y atorníllalos a los lados. Pasa los molinetes a través de los agujeros y une a los jugadores antes de colocarlos por los otros extremos. Utiliza cinta de agarre para otorgar mejor control a los jugadores y para evitar que los molinetes se salgan de sus lugares.

No dejes de ver

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles