Cómo construir un kart de gasolina

Escrito por contributing writer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo construir un kart de gasolina

Utilizando partes de piezas usadas que encuentres en una chatarrería y otras de un almacén de reparaciones para la casa, cualquiera con algo de habilidad en mecánica puede construir este kart. Y una vez que hayas acabado, tendrás un juguete para adultos que te proporcionará horas de emocionante diversión.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 1 abrazadera resistente de tubo giratoria

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Busca las piezas que necesitas para poder construir el kart. La más importante es algún tipo de motor. Pregunta a los vecinos o los miembros de tu familia a ver si tienen algún cortacésped antiguo que puedas usar, si es que no tienes tú uno. Si aun así no puedes encontrar ninguno, busca en los anuncios clasificados de tu zona y podrás encontrar uno a un precio razonable. También necesitas un armazón o chasis, como por ejemplo un viejo carro de la compra o un antiguo marco de bici para tener piezas adicionales y de repuesto. Además necesitas la transmisión y la cadena de la bici e incluso los frenos. También necesitarás algún tipo de volante, que puedes encontrar en cualquier chatarrería o almacén de piezas de coche. Podrías utilizar incluso un pequeño manillar de bici. Por último, pero no menos importante, necesitarás ruedas, como las de una carretilla grande.

  2. 2

    Saca el motor del cortacésped y quita la cuchilla del motor del árbol de dirección. Debería haber solo unos pocos pernos muy grandes conectando el motor con los soportes del motor. Hay un perno en la parte inferior de la mayoría de los motores de cortacésped que sujeta la cuchilla, aunque algunos modelos son diferentes. En cualquier caso, es sencillo quitar la cuchilla.

  3. 3

    Monta el motor. Coge el carro de la compra y córtalo por la base donde las barras empiezan a ir hacia la parte superior del carro, de manera que te quedes con solo la parte inferior del armazón donde se fijan las ruedas. Después pon una pieza de chapa de madera del tamaño del armazón de 2 por 4 en la parte delantera y otra en la trasera del armazón uniéndolas con tornillos. La madera proporcionará una superficie para sentarse y para montar las piezas. Ahora quita las ruedas del carro del armazón y deberías tener una base sobre la que construir el resto del kart de gasolina.

  4. 4

    Al fijar las ruedas tienes que asegurarte de que montas el tubo del eje trasero plano y la abrazadera giratoria del eje delantero centrada a solo dos centímetros y medio del borde de la madera, de manera que tu carro pueda ir recto. Después, desliza el eje trasero dentro del tubo después de haberlo lubricado con algo de aceite de motor. El eje trasero debería tener la misma anchura que el agujero de la llanta, mientras que el eje delantero debería ser un poco más pequeño que el agujero de la llanta, de manera que el eje trasero esté fijo y las ruedas delanteras giren independientemente. Coloca las ruedas delanteras utilizando dos tornillos en cada punta del eje a ambos lados de las llantas, permitiendo que giren sin salirse del eje.

  5. 5

    Fija el piñón grande de bicicleta en el eje trasero deslizándolo y asegurándolo con un tornillo o soldadura antes de unir las ruedas al eje. Asegúrate de que el piñón se alinea con eje de dirección del motor, de manera que la cadena quede recta. Fija el piñón pequeño de bicicleta al final del eje de dirección utilizando un tornillo o soldadura.

  6. 6

    Une el motor al armazón. Basta con alinear el motor en la parte superior del eje trasero y asegurarse de que el piñón en el motor se alinea con el piñón en el eje. Después, fija el motor a la chapa de madera de 2 por 4 utilizando pernos.

  7. 7

    Coge la cadena de la bicicleta y ténsala alrededor de los dos piñones ajustándola mucho, de manera que no ceda mucho y, después, vuélvela a tensar. Tu kart de gasolina podría arrancar y circular en este momento, pero todavía no puedes conducirlo.

  8. 8

    Calcula dónde te vas a sentar. En algún lugar entre tus piernas necesitarás un sitio en la madera que está cerca de tus tobillos para hacer un agujero por el que pasar el eje de dirección, de manera que puedas fijarlo a la chapa de madera utilizando una abrazadera suelta de tubo. Después tienes que fijar un cable o un cordón muy fuerte desde la parte inferior del árbol de dirección utilizando un perno. Une el otro lado del cable al final del eje de dirección, para que puedas hacer girar el kart.

  9. 9

    Añade un freno, siendo lo más sencillo un freno de fricción. Coge una pieza de madera de 1 por 2 y córtala para que tenga unos noventa centímetros de largo. Pon solo un tornillo en la pieza de madera y únela de manera holgada al lado del kart en la lámina de madera, en algún sitio que esté cerca de ti y en una posición que sea cómoda para ponerte encima. Asegúrate de dejar un trozo suficiente de madera debajo del armazón de manera que, cuando tires de él, roce contra el suelo y cree fricción para hacerte frenar. Fija un asiento o un cojín y ya estás listo para ponerte en marcha.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles