Cómo construir una mesa plegable

Escrito por ezmeralda lee | Traducido por contributing writer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

A todos nos podría ser útil tener en nuestras casas una mesa plegable que sea durable, ligera y de fácil guardado. No se puede saber cuándo podría ser práctico tener una mesa así. Podría ser en las vacaciones, en una noche de póker, o para hacer un álbum de recortes u otras manualidades. Incluso si nunca antes has construido una mesa, armar una mesa plegable es muy sencillo y este artículo te mostrará la forma más fácil de hacerlo

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Tornillos (longitud promedio para el reborde inferior y si el juego de soportes para patas no los incluye)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Para adquirir la madera deberás acudir a algún almacén de madera o a alguna otra tienda de bricolaje. La madera para este proyecto será sencilla. Necesitarás conseguir madera para la superficie de la mesa y para las patas. Ya que estás construyendo una mesa muy sencilla con forma de naipe, la madera no tiene que ser muy ostentosa. Te convendría elegir madera de entre 1¼ y 1¾ pulgadas. El elegir a media pulgada entre las dos será lo más conveniente. La altura de las patas dependerá de ti, así que asegúrate de conseguir suficientes tablas y con la longitud suficiente para que puedas cortarlas a la medida.

  2. 2

    Escoger la madera adecuada para la superficie de tu mesa no será difícil, pero se te presentarán algunas alternativas. Dependiendo de a dónde vayas, deberás poder elegir entre algo con un acabado un poco mejor o una superficie de madera más simple. Puedes utilizar madera laminada de cualquier espesor que desees. Al menos una pulgada será suficiente. En caso de elegir la madera laminada, asegúrate de elegir una tabla que no esté pandeada y sin imperfecciones, para que te sea más fácil. Si te encuentras en una tienda de accesorios para la remodelación del hogar que tenga cierta variedad, podrías encontrar alguna superficie prefabricada para la mesa. Ésta podría ser de madera acabada, o incluso de madera con acabado de vinil. El elegir una con acabado te ahorrará el tener que teñirla o pintarla más adelante. Después de adquirir la superficie de la mesa querrás comprar tablas más pequeñas para colocarlas alrededor del borde inferior de la superficie. Éstas permitirán que haya una mayor estabilidad y ayudarán a fijar las patas. Toma en consideración el tamaño de la superficie de tu mesa y asegúrate de que éstas tengan un grosor ligeramente más pequeño. Al final, estas tablas deberán formar un reborde pequeño y discreto en la mesa.

  3. 3

    Necesitarás otros accesorios para ensamblar tu mesa plegable. Lo primero que necesitarás encontrar son soportes para patas de mesas plegadizas o soportes para patas de mesas en forma de naipe. Éstos los puedes conseguir en línea o en una ferretería o tienda de accesorios para la renovación del hogar. Generalmente vienen en pares de dos, así que necesitarás dos pares, uno para cada pata, cuatro en total. Los juegos de soportes podrían venir con los tornillos y el equipo necesarios, pero en caso de que no sea así deberás comprar tornillos de longitud promedio. En caso de utilizar madera sin ningún acabado, necesitarás lijas para alisarla y un tinte o pintura para el acabado. Por último, necesitarás un taladro eléctrico y una sierra eléctrica para hacer que el ensamblaje y el corte sean más rápidos.

  4. 4

    El ensamblaje de la superficie de la mesa será una tarea fácil si sigues correctamente tus medidas y te tomas tu tiempo. Lo primero que tendrás que hacer es cortar las tablas más pequeñas para formar el reborde para debajo de la superficie de la mes. Deberás haber decidido las medidas antes de comenzar el proyecto. Toma la sierra eléctrica y córtalas a los tamaños correctos.

  5. 5

    Toma al menos ocho de tus tornillos de longitud promedio para fijar las tablas del reborde. Coloca la tabla más delgada del reborde sobre el lado inferior de la superficie de la mesa al menos de a 2 pulgadas adentro desde el borde de la superficie. Esto podría cambiar dependiendo de tus mediciones. Coloca una tabla a la vez sobre la superficie de la mesa, atornillando un tornillo en cada lado de la tabla con el taladro eléctrico. Ya que las tablas son delgadas, podrías atornillar el tornillo en forma angulada. Mientras formas el cuadro asegúrate de que las tablas estén niveladas y de que sean uniformes entre sí, formando un cuadro perfecto en el lado inferior de la superficie de la mesa.

  6. 6

    Ahora deberás cortar las patas a la altura correcta. Asegúrate de tomar la sierra eléctrica y cortarlas de forma uniforme y precisa. Elige una medida que sea adecuada para la altura de la mesa, como 2½ pies. Una vez que las hayas cortado podrás comenzar a fijarlas a la superficie de la mesa bajo el reborde que has creado. Podrás hacer esto utilizando los juegos de soportes que hayas comprado en línea o en la ferretería. Los soportes no sólo fijarán de forma segura las patas a la superficie de la mesa y al reborde, sino que también les permitirán plegarse y luego quedar aseguradas en su lugar mientras estén en uso. Coloca el soporte alrededor de la pata, de tal forma que la mitad de éste descanse en la pata y la otra mitad bajo el reborde. Si el juego de soportes incluye tornillos, úsalos para fijarlos tomando el taladro eléctrico y colocando los tornillos. En caso de que no se incluyan los tornillos, utiliza los tornillos de longitud promedio que hayas comprado. Una vez que fijes la pata dóblala y desdóblala para asegurarte de que funcione correctamente antes de fijar las demás.

  7. 7

    En caso de haber comenzado a trabajar con madera natural sin acabado, deberás lijarla para que quede lisa. Toma cualquier lija (intenta con una de grano medio) y comienza a lijar con cuidado la superficie de la madera. No debes lijar demasiado la madera, sólo lija la superficie áspera por la parte de arriba para que sea más fácil teñirla o pintarla. También se verá más lisa y linda al final. Si quieres teñirla o pintarla puedes utilizar cualquier material que desees. Asegúrate de añadir al menos dos capas uniformes en toda la superficie de la mesa. Asegúrate de no pintar descuidadamente sobre el soporte de la pata, ya que la pintura obstaculizará su movimiento.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles