Cómo construir una mini celda solar pequeña

Escrito por sage kalmus | Traducido por contributing writer
Cómo construir una mini celda solar pequeña

Las mini celdas solares caseras son efectivas y de menor costo que las compradas.

solar cells image by Albert Lozano from Fotolia.com

Una celda solar es el componente fundamental de cualquier sistema de energía solar, con un solo panel compuesto por varias filas de celdas. La celda solar es un dispositivo que convierte la energía de los rayos del sol en electricidad. La construcción de mini celdas solares es una forma simple y barata de explorar la energía solar, ya sea como un proyecto de ciencias o como la base de un panel hecho en casa.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una horno eléctrico
  • Un papel de lija, una lana de acero o un cepillo metálico
  • Una lámina de tapajuntas de cobre de 1 por 2 pies (30 por 60 cm)
  • Una tijera para hojalata
  • Un jabón o un detergente de uso hogareño
  • Un jarrón de vidrio de boca ancha
  • Sal de mesa
  • Agua del grifo
  • Un microamperímetro

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Limpia bien uno de los quemadores del horno utilizando el papel de lija, la lana de acero o el cepillo de alambre para restregar la corrosión, aceite, grasa o cualquier otra sustancia.

  2. 2

    Corta el tapajuntas de cobre con la tijera para hojalata en dos pedazos rectangulares que puedan colocarse encima del quemador.

  3. 3

    Lava las piezas de cobre con jabón o detergente doméstico y enjuágalos completamente. Cepíllalas con el papel de lija, la lana de acero o el cepillo de alambre para eliminar todos los rastros de corrosión. Seca muy bien las piezas. Lávate las manos con agua y jabón y enjuágate bien para quitar toda la grasa y los aceites.

  4. 4

    Coloca uno de los rectángulos o placas de cobre encima de uno de los quemadores del horno y enciéndelo en la posición más alta. Coloca la placa restante a un lado. A medida que la placa situada sobre el quemador se caliente, dos tipos de óxido de cobre comenzarán a formarse: una capa de color rojizo/anaranjado de óxido de cobre, cubierta por una capa de óxido cúprico negro. Pasados 30 minutos desde el momento en que la capa negra ha cubierto completamente la de óxido de cobre, apaga el fuego.

  5. 5

    Deja que la placa de cobre se enfríe completamente. El cobre disminuirá su tamaño a medida que se enfríe lentamente y gran parte de los residuos de óxido de cobre negro se separarán y se despegarán. Después de 20 minutos, cuando se haya enfriado por completo, retírala del quemador.

  6. 6

    Limpia con cuidado la placa con el papel de lija, la lana de acero o el cepillo de alambre, frotándola ligeramente debajo del agua del grifo para eliminar el óxido de cobre, dejando la mayor cantidad de óxido cuproso como sea posible.

  7. 7

    Coloca la placa de cobre dentro del frasco de vidrio, inclinándola levemente hacia la pared del mismo, con el lado cubierto de óxido cuproso hacia afuera. Toma la placa de cobre limpia y colócala en el frasco, inclinándola hacia el lado opuesto. Con ambas placas en su lugar, ubícalas de forma tal que no se toquen.

  8. 8

    Fija las dos placas de cobre en sus respectivos lados del frasco con los terminales cocodrilo del microamperímetro, conectando el terminal negativo a la placa que contiene óxido de cobre y el positivo a la placa limpia.

  9. 9

    Disuelve por completo la sal de mesa en un recipiente térmico con agua caliente del grifo y vierte con cuidado la mezcla de agua salada dentro del frasco de vidrio, asegurándote de no mojar los terminales cocodrilo. Deja un espacio de aproximadamente una pulgada (2,5 cm) por encima de la línea de agua para poder ajustar las placas de cobre sin mojar los terminales.

Consejos y advertencias

  • Prueba la celda solar llevándola al exterior y ubicándola a plena luz del
  • sol y comprueba que el microamperímetro registre una corriente circulante de microamperios. Con plena luz solar, el microamperímetro debería leer 50 microamperios o más.
  • Siempre ten mucho cuidado con el fuego y las quemaduras cuando trabajes en torno a un quemador de un horno encendido.
  • Deja que la placa de cobre se enfríe lentamente sobre el quemador, porque si el óxido de cobre se enfría demasiado rápido podría pegarse a la placa en lugar de despegarse.
  • Cuando enjuagues el óxido de cobre de la placa, resiste la tentación de retirarlo por completo fregándola demasiado duro ya que te arriesgarás a dañar la delicada capa roja de óxido cuproso.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media