Cómo construir el modelo 3D de un esqueleto

Escrito por meg north | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo construir el modelo 3D de un esqueleto
(skelett image by andreas from Fotolia.com)

Haz la decoración atemorizante para tu fiesta de halloween o para un salón de ciencias con estos divertidos esqueletos tridimensionales. Este modelo está hecho con arcilla de polímero, la cual es flexible, fácil de esculpir en diversas formas y es ideal para crear huesos. Ten a la mano la foto de un esqueleto para que te sirva de guía para tu huesuda obra de arte.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Alambre para artesanías
  • Cortador de alambre
  • Pinzas
  • Un bloque de madera
  • Cinta adhesiva
  • Un rollo de papel aluminio
  • Arcilla de polímero blanca y negra
  • Un rodillo
  • Herramientas para esculpir arcilla (opcional)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Haz un armazón de esqueleto que se encargará de soportar toda la figura del esqueleto de arcilla. Moldea el alambre con tus manos para que tome la forma de una persona con dos piernas, un torso erecto, dos brazos y una cabeza redonda. el armazón deberá ser más pequeño de lo que deseas que sea tu esqueleto terminado. Forma las manos y los pies doblando el alambre para crear los tobillos y las muñecas.

  2. 2

    Levanta la figura sobre el bloque de madera para que quede de pie y coloca el armazón en la posición que deseas para tu esqueleto. Pega los pies de la figura al bloque de madera para garantizar la estabilidad. Dobla sus piernas ligeramente a la altura de las rodillas y haz lo mismo con los brazos para crear los codos.

  3. 3

    Coloca algo de papel aluminio arrugado alrededor de la pelvis, tórax y cabeza haciendo un envoltorio tan apretado como te sea posible. Asegura el papel aluminio con cinta o más alambre. El objetivo del papel es crear el núcleo de la pelvis, costillas y cráneo del esqueleto. Deja un espacio entre la pelvis y las costillas para la espina dorsal.

  4. 4

    Aplica algo de arcilla blanca para recubrir la cabeza con una capa muy delgada. Moldéala para darle la forma de un cráneo. Observa el dibujo de un esqueleto para guiarte. Añade ojos y nariz con la arcilla negra y esculpe la mandíbula y los dientes.

  5. 5

    Coloca más arcilla blanca sobre la caja torácica y la pelvis. Moldea la parte frontal del tórax para formar el plexo solar y las costillas. Añade los omóplatos a la parte posterior. Coloca una porción pequeña de arcilla entre tus dedos y enróllala para colocarla sobre la caja torácica para formar la clavícula. Esculpe la pelvis.

  6. 6

    Conecta el cráneo con la caja torácica usando arcilla blanca y esculpe el cuello. Conecta la caja torácica con la pelvis usando arcilla blanca y esculpe la espina dorsal. Añade algo de detalle a las vértebras de la espalda de tu esqueleto.

  7. 7

    Esculpe el hueso superior del brazo, llamado húmero, sobre el codo usando un rectángulo grueso de arcilla blanca. Toma como referencia la imagen de un esqueleto para darle la forma correcta. La parte inferior del brazo está formada por dos huesos delgados, el radio y el cúbito; escúlpelos. Haz una mano con sus cuatro dedos y el pulgar. Repite este procedimiento con el otro brazo.

  8. 8

    Esculpe el hueso superior de la pierna, llamado fémur, sobre la rodilla usando un rectángulo grueso de arcilla blanca. La parte inferior de la pierna está conformada por dos huesos, llamados tibia y peroné. Esculpe la parte inferior de la pierna usando la arcilla blanca. Añade una esfera aplastada de arcilla blanca en la rodilla para formar la rótula, conectando así la parte inferior y superior de la pierna. Haz un pie y añade detalle a los dedos. Repite este paso para la otra pierna.

  9. 9

    Retira el esqueleto del bloque de madera. Sigue las instrucciones que se encuentran en el paquete de la arcilla para hornearla hasta que endurezca.

Consejos y advertencias

  • Las herramientas para esculpir arcilla te ayudarán a crear los detalles en las manos y los pies.
  • No hornees demasiado tu esqueleto o se volverá muy frágil y quebradizo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles