DESCUBRIR
×

Cómo construir una moderna silla Adirondack

Actualizado 21 julio, 2017

Las sillas Adirondack o Muskoka tienen un diseño cómodo para usar al aire libre. Ellas se construyen típicamente de tablones de madera lijados y acabados para mantener la silla suave y protegida de las partículas. Son de sentado bajo, semi- reclinadas y perfectas para descansar en un jardín. La construcción de una silla Adirondack, en cierto sentido, se hace más fácil porque tiene pocas piezas, y en otro sentido, es más difícil por la interconexión de las partes. Sin embargo, la planificación de antemano puede mitigar muchos desafíos imprevistos.

Instrucciones

old beach chair image by freebie123 from Fotolia.com

    Construyendo la silla

  1. Alinea los 4 trozos de madera para el asiento en forma paralela. Coloca los dos trozos de madera que sirven de soportes del travesaño en forma perpendicular debajo de las cuatro piezas del asiento en los extremos opuestos. Separa las tablas para ocupar el espacio de las barras transversales pero no las extiendas demasiado. Coloca las piezas del asiento al ras con los bordes de las vigas transversales. Usa el martillo y un clavo de madera por unidad de madera para unir la viga transversal con la fila de las 4 placas (total de ocho clavos).

    Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images
  2. Coloca las patas delanteras en los extremos opuestos de una de las vigas transversales.Colócalas de modo que las placas del asiento se extiendan lejos y las vigas transversales se extiendan a derecha e izquierda; las patas delanteras son perpendiculares a la viga frontal, que van desde el suelo hasta el nivel que designas para tu apoyabrazo. Las sillas Adirondack se caracterizan por tener piernas cortas y apoyabrazos largos. Puedes diseñar tu silla como quieras. Utiliza el martillo para clavar estas patas delanteras en la cara exterior de la viga transversal.

    Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images
  3. Toma las cuatro piezas de madera del respaldo y extiéndelas a lo largo de la viga transversal como lo hiciste con las piezas de los asientos. Organiza el respaldo para que, junto con las piezas del asiento, formen una V para crear tu silla. Clava estos pedazos de nuevo con la cara posterior del transversal posterior con un clavo para madera por cada pieza.

    George Doyle/Stockbyte/Getty Images
  4. Coloca las patas traseras verticales a cada lado de la viga transversal trasera para que midan lo suficientemente poco para dar a la silla la característica de semi-reclinada, y lo suficientemente alto para sostener el apoyabrazos que se extiende en la parte superior de las patas traseras. Clava las patas traseras en la cara exterior de la viga transversal trasera.

    Thinkstock Images/Comstock/Getty Images
  5. Coloca los apoyabrazos horizontalmente desde la pata delantera superior que se extiende a la parte superior de la pierna trasera. Clava en estos los apoyabrazos.

    Dynamic Graphics/Dynamic Graphics Group/Getty Images

Consejos

  • Puedes lijar, barnizar y terminar la silla para que dure en el clima exterior.

Advertencias

  • Ten cuidado al usar el martillo y los clavos. Además, ten cuidado con los fragmentos de las piezas de madera.

Necesitarás

  • 4 trozos de madera para la espalda
  • 4 trozos de madera para el asiento
  • 2 trozos de madera para los apoyabrazos
  • 2 trozos de madera para las patas delanteras
  • 2 trozos de madera de las patas traseras
  • 2 trozos de madera para soportes del travesaño
  • Martillo
  • Clavos de madera