Cómo construir una pared acolchada

Escrito por jenny parker | Traducido por vittore notabene
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo construir una pared acolchada
Cubre la pared acolchada con la tela que prefieras. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

Una pared acolchada puede aportar calidez y suavidad a una habitación. Si deseas acolchar la pared de una sala de juegos para mantener a tus hijos seguros, crear una cabecera suave para tu dormitorio o simplemente si te gusta el aspecto de una pared tapizada, hacer tu propia pared acolchada es un proyecto que puedes hacer tú mismo con relativa facilidad.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Madera laminada
  • Papel de lija
  • Espuma
  • Marcador
  • Cuchillo
  • Tijeras
  • Guata
  • Tela
  • Grapadora
  • Localizador de pernos
  • Montaje a ras (montaje empotrado)
  • Tornillos
  • Destornillador

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Corta una hoja de madera laminada según las dimensiones que ocupará el retablo de pared acolchada. Lija los lados y las esquinas de la madera laminada para quitar las astillas y bordes ásperos.

  2. 2

    Coloca la hoja de madera laminada sobre una lámina grande de espuma que tenga de 1 a 2 pulgadas (2,5 - 5 cm) de espesor. Usa un marcador para trazar los bordes de la madera y luego retírala. Con un cuchillo afilado, corta la espuma a lo largo de las líneas trazadas.

  3. 3

    Utiliza unas tijeras para cortar una pieza de guata y una de tela. Ambas deben exceder en aproximadamente 6 pulgadas (15 cm) cada lado de la pieza de espuma.

  4. 4

    Ubica la tela con el derecho hacia abajo sobre una superficie limpia y plana, puede ser una mesa grande o el suelo. Coloca la guata sobre la tela, asegurándote de que todas las partes estén alineados. Pon la espuma sobre la guata, centrándola tanto como sea posible; luego coloca la hoja de madera laminada sobre la espuma.

  5. 5

    Tira los bordes de la tela hacia arriba y dóblalos sobre la madera laminada; utiliza una grapadora para asegurar la tela en su lugar. Comienza con la parte superior central del retablo y trabaja hacia los extremos, grapando aproximadamente cada 2 pulgadas (5 cm), luego tira de la tela para tensarla y haz lo mismo en la parte inferior del retablo. Repite en el lado derecho e izquierdo. Si estás utilizando una tela estampada, asegúrate de tirar de la tela de manera uniforme para que el modelo no se tuerza.

  6. 6

    Pon dos pernos en la pared utilizando un localizador de pernos o golpeando en la pared y escuchando las áreas donde no haya sonido hueco. Los pernos que utilices deben estar lo más separados posible, pero sin salirse de las dimensiones de tu retablo acolchado. Atornilla dos montajes rasantes en los pernos y asegúrate de que queden a la misma altura. Luego inclina tu retablo acolchado sobre la pared y marca los puntos en los que los montajes empatarán con el respaldo de tu retablo. Atornilla la segunda pieza de cada montaje en el retablo; luego levanta el retablo y deslízalo en los montajes de manera que quede fijo sobre la pared.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles