Cómo construir una plataforma de concreto

Escrito por phillip orchard | Traducido por stefanía saravia
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo construir una plataforma de concreto
Las primeras veces que trabajes con concreto debes tomar ciertos recaudos, pero una vez que estés más familiarizado, tus trabajos serán aún más sencillos. (Photodisc/Photodisc/Getty Images)

Construir una plataforma de concreto es una buena manera de comenzar a aprender cómo trabajar con este material, pero puede ser un poco difícil. Sigue estos pasos fáciles que resultarán en una nueva superficie de concreto nueva en muy poco tiempo.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Pala
  • Nivel de albañilería
  • Estacas
  • Concreto
  • Cinta métrica
  • Aplanador
  • Martillo
  • Línea de cuerda
  • Azadón
  • Carretilla
  • Flotador y paleta
  • Herramienta para borde
  • Escoba
  • Bastidores
  • 2 x 4 para nivel
  • Grava o arena
  • Piezas de plástico delgadas
  • Armadura o malla de alambre

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Preparar la zona

  1. 1

    Elige el lugar donde vas a colocar tu plataforma. El lugar de donde desees trabajar claramente dependerá de cómo será utilizad, pero hay algunos factores que debes tener en mente. Si fuera posible, construye la plataforma en una ubicación nivelada para reducir el tiempo de cavado. Asegúrate de que el sitio no esté en la parte superior de ninguna parte importante a la que puedas necesitar tener acceso a futuro como medidores, líneas de gas, equipamiento eléctrico o control de tuberías.

  2. 2

    Realiza el contorno de tu plataforma. Utiliza estacas para definir la forma y configúralas a una distancia posterior de 6 pulgadas (15 cm) desde cada esquina. Utilizando una pala, o una azada, cava la zona dentro de las estacas a una profundidad de, por lo menos, unas 6 pulgadas (15 cm) de profundidad para lograr una plataforma que tenga al menos 4 pulgadas (10 cm) de profundidad estándar.

  3. 3

    Aplana el fondo. Utilizando un aplanador si es que tienes uno, o bien utiliza un objeto grande y pesado, compacta la base donde se asentará tu plataforma. Esto te ayudará a evitar el asentamiento y las rajaduras. Cubre la parte inferior con, por lo menos, 2 pulgadas (5 cm) de grava o arena [asegúrate de que las 4 pulgadas (10 cm) permanezcan estables para la plataforma). Aplana nuevamente para compactar la arena o la grava.

  4. 4

    Añade los bastidores. Para inducir la escorrentía de agua, trata de colocar una pequeña pendiente [1/4 de pulgada (0,6 cm) de pendiente por cada pie (0,3 m) de longitud es lo básico]. Primero clava la tabla que no se declina a una de las estacas en el lado más alto. Las estacas deben terminar en la parte externa de los bastidores para sostenerlos sin intervenir con el producto final de concreto. Mide con un nivel de albañilería para asegúrate de que la forma del lado de atrás de la tabla esté nivelada. Luego instala de manera similar la tabla sin pendiente en el lado más bajo de la plataforma. Utiliza una línea de cuerda par medir la diferencia entre el lado más alto y el más bajo y asegúrala clavando donde corresponda. Instala las últimas dos tablas con pendiente. Rellena un poco atrás de ellas para asegúrate de que tengan una colocación fija y correcta cuando se vierta el concreto.

  5. 5

    Añade una barrera contra la humedad dispersando una capa de plástico encima del suelo aplanado dentro de los bastidores.

  6. 6

    Añade metal para reforzar el concreto, utiliza tanto una armadura delgada o una malla de alambre. Si decides utilizar un armazón, utiliza un cortador o una amoladora para cortar piezas de 3 pulgadas (7,6 cm) más cortas que la la longitud total y de 3 pulgadas (7,6 cm) más cortas que el ancho total. Forma una red, con el extremo de cada barra apoyándose a 1,5 pulgadas (3,81 cm) desde los bastidores de madera. Coloca pequeños bloques (algunas veces llamados soldados) o pequeñas rocas debajo de cada barra de intersección para mantener la red suspendida, por lo menos, a la mitad de la altura de la plataforma. Por el contrario, si vas a utilizar una malla, corta para que quepa y colócala dentro de la forma preparada. Una vez más, utiliza soldados o pequeñas rocas para lograr que quede elevada.

  7. 7

    Elige tu concreto. Este material viene en distintas variedades, así que debes consultar en tu tienda de ferretería local para obtener información sobre cuál funcionará mejor según el clima. Algunos, como el concreto común, funcionan mejor en condiciones climáticas cálidas, y otros lo hacen mejor bajo condiciones de frío. Algunos necesitan un refuerzo fuerte, mientras que otros como los concretos reforzados con fibras, a menudo pueden utilizarse sin mallas y armaduras. Evita las mezclas de concreto de rápidos secado, estas son difíciles de nivelar y terminar.

  8. 8

    Determina cuánto concreto vas a necesitar. El sitio web Engineering tiene una calculadora de volumen de concreto.

    Coloca y termina el concreto

  1. 1

    Si estás utilizando una bolsa de mezcla de concreto, vierte y mézclalo en una carretilla mientras sigues al pie de la letra las instrucciones en el empaque. Utiliza una azada para unificar bien.

  2. 2

    Vierte el concreto dentro de los bastidores, comienza por uno de los extremos y muévete hacia el otro. Utiliza una azada o una pala para dispersarlo mejor y de manera uniforme. A medida que el material comience a secarse, golpea las tablas con un martillo para quitar los espacios con aire.

  3. 3

    Utiliza una tabla larga para nivelar la parte superior del concreto que colocaste. Coloca el nivelador en la pare superior de las dos formas con pendiente. Tira a lo largo de la longitud de las tablas para unificar el concreto y quitar el exceso de material.

  4. 4

    Utilizando un flotador o una paleta grande, suaviza el concreto con movimientos largos, arqueados y de barrido. Haz esto varias veces hasta que el concreto se seque. Añade agua si este se estuviera secando demasiado rápido.

  5. 5

    Utiliza una escoba grande del tipo industrial para darle una terminación al concreto. Una vez que este esté totalmente asentado, pasa la escoba con movimientos uniformes y paralelos a lo largo de la parte superior para darle una textura efectiva que esconderá las inconsistencias.

  6. 6

    Utiliza una herramienta de borde o una pala para raspara todos los bordes ásperos. Cubre y deja que la plataforma se seque por unas 48 horas antes de quitar los bastidores. Mantén cubierta la superficie y no la utilices hasta que pase una semana, esto le dará el tiempo suficiente para curarse y evitará las rajaduras.

Consejos y advertencias

  • Pulveriza el interior de los bastidores de madera con aceite de cocina, esto facilitará su remoción luego de que el concreto se haya asentado.
  • Utiliza agua de más si es que vas a colocar la plataforma un día de mucho calor o en una ubicación expuesta al sol.
  • Mantén la parte superior de la plataforma húmeda en los días de verano durante el proceso de curado, esto asegurará que se asiente completamente.
  • Utiliza una mascarilla y gafas mientras mezclas en concreto.
  • Utiliza botas mientras trabajes con concreto y evita el contacto entre el concreto húmedo y la piel expuesta.

No dejes de ver

Recursos

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles