Cómo construir un recipiente en el que hielo no se derrita por cuatro horas

Escrito por samantha volz | Traducido por susana lópez millot
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo construir un recipiente en el que hielo no se derrita por cuatro horas
El hielo puede ser esencial para disfrutar de un caluroso día de verano, un viaje largo o una fiesta al aire libre. (ice cube image by sheldon gardner from Fotolia.com)

El hielo puede ser esencial para disfrutar de un caluroso día de verano, un viaje largo o una fiesta al aire libre. A veces el hielo puede ser la única solución para un caluroso y húmedo día al sol, permitiendo que disfrutes de bebidas frías o incluso que las enfríes directamente. Sin embargo, si tienes que transportar el hielo y no puedes llevar un congelador o enfriador contigo, corres el riesgo de que el hielo se derrita, dejándote sólo la posibilidad de soportar el calor. Construir una caja que evite que el hielo se derrita puede ayudar a que disfrutes de las bajas temperaturas en cualquier lugar.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Caja de cartón o de plástico
  • Papel de aluminio
  • Cola
  • Tela o espuma
  • Hielo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Consigue una caja de plástico o de cartón para poner el hielo. El tamaño de la caja dependerá de la cantidad de hielo que necesites transportar.

  2. 2

    Cubre todos los lados de la caja, incluyendo la tapa, con papel de aluminio. Coloca el lado brillante hacia afuera, ya que reflejará más luz que el lado opaco. Pega con cola el papel aluminio en su lugar. La naturaleza reflejante del papel de aluminio evitará que el calor y la luz penetre en la caja, manteniendo el hielo seguro.

  3. 3

    Forra el interior de la caja con espuma o tela gruesa, como nylon. Los materiales gruesos aislan la caja, evitando que el frío del hielo se escape. Esto mantendrá el interior de la caja a la misma temperatura del hielo por un período de tiempo más largo.

  4. 4

    Sella la caja completamente. Envuelve con más papel aluminio alrededor de la parte superior y en todos los bordes de la caja para evitar que el calor entre. No abras la caja de nuevo a no ser que quieras sacar hielo. La caja mantendrá el hielo seguro por al menos cuatro horas, con el derretido mínimo.

Consejos y advertencias

  • Mantén el recipiente lejos de la luz solar directa tanto como sea posible para disminuir las posibilidades de que se derrita. Además, almacenar mucho hielo u otras sustancias frías, como bebidas refrigeradas, te ayudará a mantener fría la temperatura interna de la caja.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles