Cómo construir un sandrail

Escrito por richard rowe | Traducido por alejandro moreno
Cómo construir un sandrail

William Vanderson/Valueline/Getty Images

El sandrail -también conocido como "buggy de dunas"- no es un auto. No es un camión y definitivamente no es un lujoso escarabajo VW. En términos de funciones, el dedicado sandrail trabaja más como una motonieve o un bote de carreras que cualquier otra cosa. Este conjunto único de tubos y motor es un estudio de simplicidad, diseñado para pasar rosando la arena como una lancha fuera borda sobre el agua. Construir un sandrail es tan difícil y tardado como quieras que lo sea, y el enfoque que elijas dependerá en esa importante proporción entre tiempo y habilidad y dinero.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Aplica la ley de proporciones inversas de Isky. A menudo atribuida a la leyenda de carreras y hot rods Ed Iskendarian, esta combinación in-joke/maxim dice que el tiempo, el dinero y la habilidad se relacionan en proporciones inversas. Mientras más dinero tienes, menos tiempo y habilidad necesitas; mientras más habilidad tienes, menos dinero y tiempo, y mientras más tiempo tienes, menos habilidad y dinero requieres. Toma una evaluación realista de estos tres factores antes de proceder, ya que determinarán todo lo que hagas de principio a fin.

  2. 2

    Mira tus condiciones de operación. Los sandrails son dispositivos todo terreno increíblemente versátiles: rápido, simple y ligero, el concepto del sandrail no necesita mucha modificación para trabajar como un buggy de rocas, un roadster o un dispositivo dedicado a recorrer dunas. Pero si quieres un buggy para carreras o un transporte que lo haga todo, construye uno de éstos.

  3. 3

    Trabaja desde el ideal de un bote de carreras. Un bote de carreras realmente es un trimarán; tiene dos balancines delgados en el costado que corren en el agua, y un casco central poco calado que le permite flotar y controlar el flujo de aire debajo del bote. Hay tres conceptos básicos que querrás importar desde el bote de carreras: peso ligero para casi rozar el "agua" y un peso trasero para inclinación y dirección trasera. Sí, eso es: dirección trasera.

  4. 4

    Selecciona un motor y un sistema de propulsión. Cualquier hot rod está construido alrededor del motor y las llantas, así que quieres empezar con esto. Mientras que el motor de cuatro cilindros VW liger y refrigerado con aire es la opción tradicional, puede que quieras elegir algo con más potencia y más moderno. Casi cualquier motor de cuatro cilindros de tracción delantera tendrá el doble de potencia de un VW, y hoy en día puedes comprar un auto para arreglar funcional y completo por menos del costo de una buena transmisión VW.

  5. 5

    Selecciona tus llantas. El motor más potente puede ser un poco más pesado, pero puedes compensar ese peso usando llantas traseras más anchas. La mayor potencia del motor mantendrá esas llantas girando y las llantas proporcionarán la tracción para mantener tu sandrail avanzando en una colina. Al igual que una hélice más grande permite a un bote usar un motor más potente, tu motor más potente y moderno te permitirá usar llantas traseras más anchas. Planea usar las llantas más altas, delgadas y de perfil más bajo que sea posible para el frente. Las llantas delanteras esencialmente son un "timón" que estabiliza y dirige el frente del auto, así que el área lateral de la llanta es mucho más importante que las llantas en sí.

  6. 6

    Diseña tu sistema de dirección. Aquí es donde las cosas se complican un poco. Sí, podrías sólo correr una caja de dirección convencional para girar las llantas delanteras, pero eso no tiene sentido en esta aplicación ya que la idea es mantener las llantas delanteras fuera de la arena tanto como sea posible. En lugar de confiar únicamente en tus timones de dirección delanteros, utiliza el mecanismo de dirección de potencia y la suspensión de tu auto para girar las llantas traseras. Puedes conectar el eje de dirección a una palanca de "timón" -donde estaría el freno de mano- a través de un sistema de cable y polea.

  7. 7

    Construye tu chasis. Aquí es donde entra la ley de Isky; si tienes un doctorado en soldadura e ingeniería TIG, y no tienes tiempo, entonces construye un chasis con tu especificación. Si tienes dinero pero no tienes la habilidad ni el tiempo necesarios, contrata a una tienda de fabricación de autos de carreras para que haga el chasis por ti. Si tienes mucho dinero y nada de tiempo, entonces sólo compra un chasis prefabricado y atornilla las partes tú mismo. Una base de llantas corta y ancha hará que tu auto se mueva más ágil pero más lentamente y sea menos estable a alta velocidad. Un chasis largo y angosto es mejor para altas velocidades pero más propenso a voltearse cuando da vueltas.

  8. 8

    Instala una "quilla" de hoja de metal que abarque desde el parachoques frontal de tu chasis hasta pasar por debajo del motor y llegar hasta el parachoques trasero. Este es el "casco frontal" de tu sandrail y tiene dos propósitos. Primero, evita que el chasis de tubos se atasque en la arena, ayudando al sandrail a rozar sobre su superficie. Segundo, ayuda a mantener la arena fuera de tus partes mecánicas y tus ojos. Contrario a la práctica popular, lo mejor sería envolver el chasis completo, la suspensión, el motor y la transmisión con algún tipo de cobertura ligera. Incluso el lienzo es mejor que nada, pero el aluminio de calibre ligero sería aún mejor.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media