Salud

Cómo construir una tirolesa para niños

Escrito por kenneth lee

Una tirolesa es un sistema formado por una cuerda y una polea que te permite llegar de un punto a otro de forma rápida y directa. Si se construye correctamente, puede ser un complemento muy divertido para tu hogar. Puede promover la imaginación de tu hijo y fomentar su actividad física. Si estás considerando construir una tirolesa para niños, es importante armar una que sea segura y divertida de usar.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Necesitarás

  • Cuerda de polietileno o nylon
  • Polea para tirolesa
  • Manubrio (como el mango de una bicicleta vieja)
  • Dos árboles robustos u otros objetos similares en donde puedas atar la cuerda
  • Taladro (opcional)
  • Equipos opcionales que incluyan tornillos de gancho y un enlace de acero

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Elige dos puntos que serán aquellos en los cuales el piloto de la tirolesa partirá y llegará. El área entre estos dos puntos debe estar libre de obstáculos con el fin de permitir una conducción segura. Además, el punto de partida debe estar a un nivel más alto que el punto de llegada. Generalmente los árboles grandes son buenas opciones a tener en cuenta para esto.

  2. 2

    Ata un extremo de tu cuerda de nylon en tu punto de salida. Este punto debe ser preferiblemente bajo para que el piloto sea capaz de sostenerse en pie cuando esté extendido. Con el fin de evitar que la cuerda se deslice hacia abajo cuando se añade el peso del conductor, puede ser necesario que utilices un tornillo de gancho dependiendo el objeto que hayas elegido para el punto de partida.

  3. 3

    Haz un lazo en la polea a través del extremo libre de tu cuerda de nylon.

  4. 4

    Ata el otro extremo de la cuerda hasta el punto de partida. Asegúrate de que la cuerda esté lo más estirada posible para que no se tuerza con el peso del conductor. Asegúrate de que el punto de partida esté a un nivel más alto que el punto de llegada para que el peso del conductor y la gravedad permitan que éste llegue libremente al punto final.

  5. 5

    Asegura el manubrio elegido a la polea. El manubrio puede ser cualquier cosa, siempre y cuando sea cómodo y seguro para que el conductor pueda agarrarse. Un manubrio de una bicicleta vieja funciona bien, pero cualquier cosa, desde una empuñadura vieja de un gimnasio casero hasta una barra corta de metal, funcionará. Sería ideal que ataras el manubrio a la polea con una pequeña longitud de la cuerda pero puede ser necesario que hagas unas perforaciones si el manubrio no tiene ningún lugar en donde puedas hacer un lazo con la cuerda. Alternativamente, un enlace de acero puede sustituir a la cuerda.

  6. 6

    Haz una prueba de la tirolesa antes de permitir que un niño juegue con ella. Empieza probando la fijación de la cuerda de nylon en los dos puntos. Si se va aflojando cuando un conductor está en la tirolesa, podría ocurrir una lesión. Haz esta prueba sosteniendo el niño más pesado en la tirolesa y colócalo en ambos extremos y en la mitad. Si la tirolesa no está muy lejos del suelo, un adulto también puede sostenerse y levantar un poco sus pies del suelo. Comprueba la flacidez y la tensión de la cuerda.

  7. 7

    Comprueba la velocidad con la cual el piloto saldrá hacia la salida. Si la partida es demasiado alta por encima de la salida, entonces el piloto se moverá muy rápido. Ten en cuenta que el ángulo de la cuerda está proporcionalmente relacionado con la velocidad del viaje. Esto podría producir un choque peligroso entre el piloto y el punto de salida si no se comprueba inicialmente. Revisa la velocidad uniendo un objeto pesado con un peso similar al del piloto previsto y envíalo hacia abajo por la tirolesa. Si el objeto choca o choca con mucha fuerza, entonces el punto de partida debe ser rebajado. Una vez más, si la tirolesa está muy cerca del suelo, un adulto podría tomarla también fijando los pies en el suelo, si sienten que la velocidad de ésta es muy rápida.

Consejos y advertencias

  • Si tienes problemas para tensar la cuerda, remójala en agua antes de instalarla. Esto hará que la cuerda se expanda. Después de que termines de atar las cuerdas, déjalas que se sequen. La cuerda se reducirá a su tamaño original y hará que la línea sea más tensa.
  • El quemar la cuerda y fundirla en sus extremos puede ayudar a asegurar la integridad de la línea en ambos extremos.
  • Revisa la integridad de la cuerda cada vez que se utilice la tirolesa. Es normal que los nudos se aflojen luego de un uso repetido y por la exposición a la intemperie.
  • Puede ser beneficioso que acolches el objeto en el punto de salida para prevenir las lesiones de un choque.
  • SI utilizas herramientas, asegúrate de seguir las indicaciones de seguridad apropiadas y de utilizar el equipo protector que sea necesario.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media