Cómo construir trampas para atrapas ratas vivas en casa

Escrito por ealisa adams | Traducido por fernando rosas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo construir trampas para atrapas ratas vivas en casa
Las trampas caseras para ratas vivas pueden ayudar a eliminar roedores de tu casa, sin tener que matarlos o pagar demasiado por trampas compradas en tiendas. (rat image by Oleg Sviridov from Fotolia.com)

Las ratas pueden ser molestas pues mastican cosas, e incluso son aterradoras para algunos. Sin embargo, matarlas parece inhumano y las trampas comerciales son caras. Por suerte, puedes usar algunas trampas caseras de ratas que mantienen a la rata a salvo de peligro, por lo que podrás liberarlas en el lugar que les corresponde, sin el costo de comprar trampas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Botella de plástico alta
  • Cuerda fuerte
  • Regla
  • Bote de basura alto
  • Bote de metal con tapa
  • Correa de metal
  • Tornillos
  • Cinta adhesiva
  • Carnadas apetitosas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    La "trampa de vuelco" (botella)

  1. 1

    Corta la botella de plástico, o un recipiente similar, de modo que el agujero sea lo suficientemente grande para que entre una rata. Deberás utilizar una botella de plástico alta para que la rata no sea capaz de salir. Asegúrate de no hacer el agujero muy grande. Trata de mantener la parte del pico en la parte superior para evitar que la rata salga. Si aún desconfías de la posibilidad de que la rata salga, puedes engrasar la parte superior de la botella de modo que sea demasiado resbaladizo para que la rata escape.

  2. 2

    Corta unos agujeros pequeños en la parte superior y ata una cuerda a la botella de plástico. Luego, asegura la cuerda en el borde de una superficie elevada, como una mesa. Asegúrate de que utiliza una cuerda lo suficientemente fuerte, o incluso una soga pequeña, de modo que el peso de la rata no la rompa cuando caiga. Esto también se aplica a donde se asegura la cuerda. Desearás que la cadena este bien asegurada a algo pesado para que no se rompa o se mueva por el peso de la rata.

  3. 3

    Coloca queso u otra carnada apetitosa como pan o mantequilla de maní en la parte posterior de la botella de plástico, y pon la botella en el borde de la mesa, de donde caerá cuando se añada peso a la misma. La idea es que la rata entre en la botella para obtener la carnada. El peso causará que la botella de plástico caiga fuera de la mesa y cuelgue suspendida de la cuerda. El pequeño roedor se sentará pacientemente a comer, a la espera de que llegues a casa y lo liberes afuera.

    La "trampa de vuelco" (regla)

  1. 1

    Pon una carnada en el borde de una regla; puede ser mantequilla de maní. Ésta a menudo funciona mejor en esta trampa, ya que se adhiere a la regla y no se cae fácilmente.

  2. 2

    Coloca la regla en el borde de una mesa o un lugar elevado. Querrás que caiga sin necesidad de añadir ningún peso.

  3. 3

    Coloca el bote de basura alto sin nada en él, excepto tal vez algunas toallas que acolchonen la caída de las ratas, directamente debajo de la regla. La idea es que la rata vaya hacia la regla, guiada por su olfato hasta la carnada. Su peso enviará la regla y la rata al bote puesto debajo, donde idealmente no será capaz de salir hasta que vuelvas a casa. Si el bote de basura no es completamente liso en el interior, puedes engrasarlo en la parte superior y las orillas para que la rata no sea capaz de salir escalando.

    La trampa de "puerta giratoria"

  1. 1

    Toma un bote metálico, preferiblemente uno grande, y pega la tapa a la parte superior con cinta adhesiva. Querrás que quede como una puerta giratoria. Asegúrate de utilizar cinta suficiente como para que se mantenga asegurada.

  2. 2

    Toma una correa metálica doblada y atorníllala a los lados de la lata en la parte inferior afuera de la lata. Desearás que la rata pueda empujar hacia adentro la tapa para entrar, pero no sea capaz de empujarla hacia afuera para volver a salir.

  3. 3

    Coloca una carnada dentro de la lata para atraer a la rata adentro. La idea detrás de esta trampa es que la rata se sienta atraída hacia el interior de la lata por la carnada y una vez que la puerta se cierre detrás de ella, no pueda volver a salir.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles