Cómo construir un velero

Escrito por daniel r. mueller | Traducido por vanesa sedeño
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo construir un velero
La piragua de estilo nórdico es una de las naves más simples y eficaces construidas por el hombre. (night viking image by Paul Moore from Fotolia.com)

Los barcos constituyen una parte muy importante del patrimonio de la humanidad: nos introdujeron a nuevos continentes y civilizaciones y abrieron el camino hacia el comercio internacional desde la época de los faraones hasta la era moderna, ya que la mayor parte de los productos que se comercializan aún recorre los mares en barcos contenedores. Sin embargo, es placentero observar en el horizontes hasta los humildes veleros biplaza; además y aunque son un proyecto desafiante para cualquier carpintero, al terminarlo será un objeto de orgullo para disfrutar durante los años venideros.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Elementos para dibujar (lápices, reglas, papel milimetrado y otros elementos de geometría)
  • Calculadora
  • Madera
  • Gafas de seguridad
  • Herramientas de carpintería (por el nivel de complejidad de la construcción necesitarás un taller equipado para trabajar las piezas de madera, con máquinas para lijar, sierras y herramientas manuales de alta calidad)
  • Velas prefabricadas, sogas y sistema de poleas Jigging

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Utiliza un lápiz, papel milimetrado y otros elementos de geometría o un programa de diseño asistido por computadora para dibujar el plano de tu barco. Un velero para dos personas mide entre 15 y 20 pies de largo (5 o 6 metros) y de ancho, aproximadamente 1/4 de la medida del largo. Asegúrate de construir un área para sentarse profunda, con paredes altas que estén muy por encima del nivel del agua para que puedas dominar las olas sin problemas. Si utilizas grandes piezas de madera pesada y dura para construir la espina dorsal del barco (la viga principal que forma parte de la proa y llega hasta la parte baja del casco) obtendrás los mejores resultados. Debes agregar vigas internas de soporte, asientos con el diseño que prefieras y una base sobre la que colocarás el mástil unido firmemente a la espina dorsal del barco. También necesitarás velas del tipo "jigging", que cuentan con una serie de sogas y poleas (para entender cómo instalar correctamente velas jigging, deberá buscar información extra). Si recién comienzas a construir barcos, un diseño que puedes copiar es el de las naves vikingas, macizas y simples, que cuentan con una sola vela; mientras que los buques más rápidos, pero también más complejos, están construidos con un sistema de múltiples velas, como el Bluenose, la nave clíper americana más famosa. Asegúrate de incluir en tu diseño un timón manual resistente, velas regulables y remos de emergencia.

  2. 2

    Utiliza tu esquema de diseño como base para calcular qué cantidad de materiales debes adquirir. Cuando trabajas con madera, debes estimar que habrá alrededor de un veinte por ciento de desperdicio en función de tus habilidades con el material. Corta y ensambla el marco del barco, pieza por pieza, para poder realizar los ajustes necesarios. Asegúrate de construir una base resistente para montar el mástil y fíjala en la viga más resistente del marco de la nave. La base deberá resistir la presión de miles de libras (cientos de kilogramos) que ejercerá el mástil, por eso debe estar bien construida. Utiliza el sistema de juntas machihembrado además de otros métodos estándar para fijar las piezas de madera. Para realizar una junta machihembrada, debes calar una sección en una pieza de madera y luego realizar un corte de forma inversa al anterior en la pieza que vas a encastrar, de modo que ambas se unan como si fueran dos piezas de rompecabezas. Una vez que el marco esté terminado, debes cortar y colocar las vigas o el enchapado del casco. Un casco construido por medio de paneles enchapados será más fácil de colocar y de sellar; sin embargo, si lo construyes con vigas, será más resistente.

  3. 3

    Eleva el mástil (o los mástiles). Deberás asegurarlo muy bien en su lugar. Una forma de hacerlo es fijarlo a la base con una gran cantidad de tornillos y tuercas para prevenir que el mástil se mueva; otro método, más complicado, es fijarlo con un sistema de juntas de carpintería. Ambos métodos son igualmente eficaces. Una vez que ubiques el mástil, debes colocar los brazos de apoyo, si son necesarios; perfora una cantidad de orificios en la base para luego atornillar allí el sistema de poleas Jigging. Asegúrate de que el sistema Jigging esté bien colocado para que puedas subir y bajar las velas sin inconvenientes y que puedan modificar su alineación con el viento para tener un control direccional de la nave como ayuda adicional al timón.

  4. 4

    Una vez que hayas colocado el mástil en su lugar, lo único que falta es sellar el casco. Antiguamente, se utilizaba alquitrán para sellar la madera y las juntas protegiéndolas del agua; aunque el alquitrán es efectivo, en la actualidad existen otros productos ecológicos que se pueden utilizar, como las diferentes variedades de resinas epoxi. Para saber cuál es el mejor producto, consulta con tu proveedor de materiales para la construcción o busca mayor información por tu cuenta. Si decides sellar con alquitrán, debes hervir el producto y aplicarlo con un pincel grueso y resistente. Asegúrate de realizar este proceso en un ambiente bien ventilado y usa una máscara protectora. Cuando el sellado esté seco, debes montar las sogas y las velas y tu barco nuevo estará listo para iniciar su viaje inaugural.

Consejos y advertencias

  • Considera agregar una aleta lastre pesada debajo de la nave para que mantenga el equilibro si planeas navegar en aguas profundas y tempestuosas.
  • Debes mostrarle tu diseño a un ingeniero para que lo revise y pueda solucionar los defectos que, de no ser corregidos, implicarían reparaciones, rediseños y períodos de inactividad.
  • Durante el proceso de diseño, debes leer más información sobre el funcionamiento de las velas y tomar un curso de navegación profesional, no solo para aprender a realizar viajes seguros, sino también para que desarrolles una mirada profesional para entender los requerimientos de una nave.
  • Utiliza gafas protectoras mientras trabajes con la madera, incluso cuando manipules herramientas manuales de baja potencia.
  • Cualquier velero de largo alcance debe contar con un equipo de emergencia que incluya un teléfono satelital, señales luminosas, un botiquín de primeros auxilios, agua y raciones de comida, además de algún medio de navegación de apoyo.
  • Comienza por probar tu velero en aguas tranquilas y asegúrate de que haya un buque de caza cerca en caso de que tengas algún inconveniente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles