El consumo de alcohol y la función tiroidea

Escrito por kristeen cherney | Traducido por maría florencia lorenzini
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
El consumo de alcohol y la función tiroidea
El consumo de alcohol afecta todo el funcionamiento del cuerpo. (Alcohol image by Sergey Yakovenko from Fotolia.com)

El alcohol es perjudicial para la salud si su consumo es excesivo. Aunque el corazón y el hígado son comúnmente considerados los órganos más afectados por el alcoholismo y las borracheras, el alcohol puede tener un efecto negativo en otras partes del cuerpo como la glándula tiroidea. La función tiroidea puede sufrir desarreglos y, como resultado, afectar otras funciones corporales. La clave, si es que vas a consumir alcohol, es hacerlo con moderación.

Otras personas están leyendo

Relevancia

La tiroides es una glándula compleja que genera hormonas con la ayuda del yodo. Estas hormonas son vitales para muchas funciones del cuerpo, incluido el metabolismo, la función cerebral, los ciclos menstruales, la regulación de la temperatura del cuerpo y la función orgánica. Si se suprime la glándula tiroides, no puede funcionar de forma adecuada y entonces crea problema para otras funciones corporales. Cuando la producción de las hormonas tiroideas se ve interrumpida, se produce una enfermedad conocida como hipotiroidismo.

Tipos

El alcohol, también conocido como etanol o alcohol etílico, está presente en diferentes bebidas como el licor, el vino y la cerveza. Sin embargo, sin importar cuál sea la bebida de la que estemos hablando, el alcohol es un depresivo. El consumo moderado generalmente no plantea riesgos serios salvo en los casos de aquellas personas con patologías en que las que el alcohol esté prohibido completamente.

Efectos

Como el alcohol es un depresivo, éste puede provocar la supresión de las funciones de la tiroides y como consecuencia, la glándula no llega a producir suficiente cantidad de hormonas. Esta situación es peor en el caso de personas medicadas que padecen una producción deficitaria de hormonas tiroideas porque el alcohol puede interferir con la medicación de reemplazo hormonal. Sin embargo, el alcohol también reprime el funcionamiento de una tiroides normal.

Prevención/ Solución

La solución obvia a este problema es restringir completamente el consumo de alcohol o hacerlo de forma moderada, lo que equivaldría a unas pocas bebidas por semana. Una borrachera es peligrosa para todo el cuerpo, incluida la tiroides. De acuerdo con el sitio web wellnessresources.com, el zinc puede ayudar a limitar los efectos del consumo moderado de alcohol sobre la función tiroidea. Ingiere 25 miligramos de suplemento de zinc antes de consumir alcohol. Esto es especialmente útil para las personas que padecen hipotiroidismo.

Advertencias

Existen muchas advertencias sobre los riesgos que provoca el consumo de alcohol sobre el feto de una embarazada y los efectos del alcohol en la glándula tiroides femenina es una más. El alcohol restringe la producción de hormonas de la tiroides y esto puede afectar al feto. Las hormonas de la tiroides son importantes para las funciones cerebrales de un individuo pero también afectan directamente el desarrollo cerebral del feto. Esta es otra razón por la que el consumo de alcohol debe evitarse durante el embrazo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles