Por qué el consumo de fibra ayuda a reducir el colesterol

Escrito por julia michelle | Traducido por pilar celano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Por qué el consumo de fibra ayuda a reducir el colesterol
Es importante cuidar la salud. (PhotoObjects.net/PhotoObjects.net/Getty Images)

Otras personas están leyendo

Sobre el colesterol

El colesterol es un esterol que desempeña un papel fundamental en el mantenimiento de la integridad de las paredes de las células y la producción de hormonas. Sin embargo, se puede tener demasiado de algo bueno, y el colesterol muy alto puede causar enfermedades cardíacas y derrame cerebral. Existen dos tipos de colesterol: lipoproteína de baja densidad (LDL por sus siglas en inglés) y lipoproteína de alta densidad (HDL por sus siglas en inglés). El LDL se considera el “malo”, dado que la baja densidad hace que se acumule en el torrente sanguíneo, bloqueando los vasos. El colesterol de la sangre proviene de dos fuentes: la dieta y el hígado. En general, el hígado produce la cantidad de colesterol que necesitamos, pero hay personas que estén predispuestas por sus genes a producir de más. Si bien no podemos controlar la cantidad de colesterol que produce el hígado, podemos controlar la dieta. Una medida para reducir el colesterol es aumentar el consumo de fibra. La fibra viene en dos formas: soluble que se disuelve en agua, y no soluble, que no lo hace.

Fibra soluble

La fibra soluble controla los niveles de colesterol atrapando el que proviene de la dieta y eliminándolo del organismo, y desacelerando la producción en el hígado. Cuando el alimento ingresa al intestino, el hígado libera bilis, que está hecho de colesterol, para ayudar a la digestión. Cuando la fibra soluble se disuelve, forma una sustancia gomosa que atrapa el colesterol que ingerimos y el bilis, evitando que ingresen al torrente sanguíneo. El organismo no absorbe esta fibra, y la masa sin absorber y el colesterol se eliminan durante la defecación. Dado que el colesterol de la dieta y el bilis se eliminan, el organismo debe utilizar el de la sangre para satisfacer sus necesidades, reduciendo así los niveles de colesterol en sangre. Cuando la fibra dietaria se deposita en el intestino, fermenta, y el ácido cólico del bilis se rompe en un ácido graso llamado ácido quenodesoxicólico. Este inhibe la producción de colesterol del hígado, reduciendo los niveles de colesterol en sangre.

Fibra no soluble

La fibra no soluble no une al colesterol, pero ayuda con la eliminación de desechos. Por lo tanto, detiene la absorción de colesterol y ayuda a eliminarlo del organismo más rápido.

Ingesta recomendada

De acuerdo con la Mayo Clinic, solo 10 gramos de fibra soluble por día ayuda a reducir el colesterol LDL. El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA por sus siglas en inglés) recomienda ingerir 25 gramos por día, en el caso de las mujeres, y 38 gramos, para los hombres. La fibra solo se encuentra en los alimentos de fuentes vegetales, como porotos, frutas y verduras. Existen también panes, cereales y hasta productos lácteos fortificados con fibra disponibles, para ayudarte a satisfacer tus requisitos diarios. La manera más sencilla de aumentar la ingesta de fibra es consumir frutas y vegetales enteros con todas las comidas, ingerir varias comidas pequeñas por día y consumir alimentos fortificados con fibra. Sin embargo, el aumento en el consumo de fibra debe ser progresivo, dado que no se digiere y, si ingieres mucha cantidad junta, puede producir hinchazón, gases e incomodidad.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles