¿El consumo de muchos probióticos puede dañar tu estómago?

Escrito por maria hoven | Traducido por nicolás arellano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿El consumo de muchos probióticos puede dañar tu estómago?
En algunos casos muy extraños, los probióticos pueden causar malestar estomacal como hinchazón y gases. (Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images)

Los probióticos son microorganismos "útiles" que pueden estimular la salud intestinal y reducir los problemas digestivos que provocan algunas enfermedades, el estrés o una dieta pobre. Normalmente tus intestinos están llenos de estos microbios y el consumo de probióticos puede ayudar a mantener el equilibrio de la flora microbiana normal. Sin embargo, y al igual que con otras terapias alternativas, hay que prestar especial atención a ciertos riesgos y efectos secundarios.

Otras personas están leyendo

Beneficios

De acuerdo con un estudio publicado en la "American Family Physician" en 2008, se ha probado que los probióticos previenen y curan algunas infecciones agudas como la diarrea, las diarreas asociadas a la ingesta de antibióticos, la dermatitis atópica y puede ayudar a aliviar los síntomas del síndrome del intestino irritado. Asimismo, es posible que contribuyan a tratar la alergia al polen, las infecciones vaginales bacterianas y ayuda a disminuir los síntomas de la intolerancia a la lactosa.

Efectos secundarios

Según la “American Family Physician", es bastante raro sufrir de efectos colaterales perjudiciales después de consumir probióticos. En general, las consecuencias son leves e incluyen hinchazón, flatulencia o molestias abdominales. Si sufres de intolerancia a la lactosa, es posible que desarrolles algunos síntomas debido a las pequeñas cantidades de lactosa que están presentes en los productos probióticos. Siempre consulta con tu médico sobre la dosis recomendada que deberías tomar.

Contraindicaciones

Las personas que están enfermas de gravedad o tienen comprometido el sistema inmunológico pueden experimentar infecciones patológicas, como la bacteremia y la sepsis, y no deberían ingerir estos suplementos probióticos. Los niños que sufren de debilidad crónica, tienen problemas en el sistema inmunológico, llevan un dispositivo médico dentro suyo o tienen claudicación intermitente no deberían tomar probióticos. Además, un estudio que se publicó en "The Lancet" en 2008 mostró que los pacientes que sufren de una pancreatitis aguda en estado avanzado vieron aumentado su riesgo de mortalidad después de ingerir estos suplementos.

Dosis

La dosis recomendada de probióticos cambia y depende tanto del producto como de la enfermedad que se está tratando. Según "American Family Physician", la cantidad que se asigna va desde los 100 millones a los 1,8 billones de unidades de formación de colonias, o UFC, y esta es la dosis que se ha suministrado en las pruebas clínicas. Entre los niños, la dosis recomendada va de las 10 a las 20 mil millones de UFC por día. Se pueden ingerir como pastillas, polvo, cápsulas o en líquido y la dosis que lleva cada porción se detalla en la etiqueta del producto. También muchos yogures contienen probióticos y la cantidad que llevan va del 1 a los 10 mil millones de UFC por unidad.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles