Contabilidad de las ganancias y pérdidas de divisas

Escrito por carter mcbride | Traducido por cintia ros
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Contabilidad de las ganancias y pérdidas de divisas
Una compañía de Estados Unidos realizando transacciones en euros puede tener ganancias o pérdidas cambiarias. (euro coins on top of euro banknotes image by Stefan Ataman from Fotolia.com)

Las empresas deben seguir los principios de contabilidad generalmente aceptados en la contabilización de las ganancias y las pérdidas de cambio de divisas extranjeras. El tipo más común de intercambio de ganancias y pérdidas se produce cuando una empresa completa las transacciones en moneda extranjera.

Otras personas están leyendo

Conversión a monedas extranjeras

Cada vez que una empresa hace una transacción en otra moneda, el contador debe convertir la moneda a la de la compañía utilizando el tipo de cambio de divisas. Esta tasa se encuentra en línea en fuentes como lX Rates y Yahoo! Finance.

Registra la transacción inicial

Al contabilizar los intercambios en moneda extranjera, la contabilidad debe registrar la venta inicial. Por ejemplo, una empresa de Estados Unidos compra aparatos pequeños por valor de 200 euros. En ese momento, 200 euros son iguales a US$250. El contador debitará "Compras" por US$250 y "Cuentas por pagar" por US$250.

Registrar un ganancia cuando se completa la transacción

Si la tasa de cambio de divisas cambia favorablemente, registra una ganancia. En el ejemplo, si 200 euros son ahora US$200, luego debita "Cuentas por pagar" por US$250, entonces habrá un crédito en "Efectivo" por US$200 y "Ganancia cambiaria" por US$50.

Registra un pérdida al completar una transacción

Si la tasa de cambio de divisas cambia desfavorablemente, registra una pérdida. En el ejemplo, si 200 euros son ahora US$300, entonces debita "Cuentas por pagar" por US$250 y "Pérdida de divisas" por $50; entonces habrá un crédito en "Efectivo" por US$300.

Tiempo de revalorizar las divisas

El contador debe informar las ganancias o las pérdidas de una transacción tanto en el final de un período contable como cuando la empresa termina la transacción. Por ejemplo, la empresa entra en una operación el 1 de septiembre de 2009 y paga por la transacción el 31 de enero de 2009. La empresa debe revalorizar la transacción tanto el 1 de enero como el 31 de enero.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles