Contaminantes de las refinerías de petróleo

Escrito por michael e carpenter | Traducido por aurelius smith
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Contaminantes de las refinerías de petróleo
Las refinerías de petróleo son responsables de liberar muchos contaminantes al medio ambiente. (Thomas Northcut/Photodisc/Getty Images)

Las refinerías de petróleo transforman el petróleo crudo en otros productos que se pueden utilizar, tales como gasolina, kerosene, gas licuado de petróleo. Estos productos son muy apreciados en nuestras sociedades, pero las refinerías de petróleo también producen muchos contaminantes. Estos contaminantes son liberados a la atmósfera, la tierra y el agua, y pueden exponer a muchas enfermedades dañinas a las personas que están en contacto con estas sustancias químicas.

Otras personas están leyendo

Químicos orgánicos volátiles

Las refinerías de petróleo son los mayores productores industriales de químicos orgánicos volátiles, o COV. Estos productos químicos reaccionan con el óxido de nitrógeno en presencia de luz solar para crear ozono a nivel del suelo. El ozono a nivel del suelo es un gas tóxico y es el ingrediente principal del smog urbano. Los COV juegan un papel importante en el desarrollo de infecciones respiratorias graves, la disminución de la función pulmonar y el asma. Los niños pequeños y los ancianos son particularmente vulnerables a la contaminación por el smog y el ozono.

Benceno

Las refinerías de petróleo también liberan otras sustancias químicas tóxicas al aire, como el benceno. La industria de la refinería de petróleo es la mayor fuente de emisiones de benceno. El benceno es más pesado que el aire y se decanta en las áreas bajas. El benceno afecta a la sangre y los órganos del cuerpo haciendo que las células no funcionen correctamente. Por ejemplo, el benceno afecta la médula ósea, lo cual puede conducir a desarrollar anemia y dañar el sistema inmune debido al cambio de nivel de anticuerpos en la sangre y a la reducción de las células blancas de la misma. La exposición al benceno a largo plazo también se ha relacionado con la leucemia.

Dióxido de azufre

Las refinerías de petróleo ocupan el segundo puesto en producción y liberación de SO2 (dióxido de azufre) a la atmósfera. El gas es incoloro pero huele a huevos podridos. El dióxido de azufre es un componente importante de la lluvia ácida. Otros problemas de salud relacionados con el dióxido de azufre incluyen síntomas relacionados con el asma, estrechamiento de los conductos de aire en la garganta y en el pecho y opresión en el mismo, según el sitio web de Ground Work que trata de crear conciencia sobre la contaminación en el sur de África.

Óxidos de nitrógeno

El tercer mayor productor de óxidos de nitrógeno es la industria de la refinería de petróleo. Los gases del óxido de nitrógeno son un grupo de gases que combinan nitrógeno y oxígeno de diferentes maneras. Los óxidos de nitrógeno reaccionan con la luz solar y con compuestos orgánicos volátiles para crear una capa de ozono a nivel del suelo y smog. Estos gases son también componentes de la lluvia ácida. La exposición a altos niveles de óxidos de nitrógeno pueden causar náuseas, irritación de los ojos y/o la nariz, formar líquido en los pulmones y producir una sensación de falta de aire.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles