Contratado vs. Permanente

Escrito por dennis hartman | Traducido por mariano abrach
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Contratado vs. Permanente
Un empleo bajo contrato difiere de uno permanente. (Firma de contrato 10609 image by pablo from Fotolia.com)

Las empresas pueden usar diferentes tipos de empleados para satisfacer sus necesidades laborales, a un precio razonable. Además de los puestos de tiempo parcial y tiempo completo, una de las mayores diferencias radica en los tipos de empleados son los que realizan trabajo contratado y aquellos que mantienen puestos permanentes. Cada tipo de empleo tiene sus ventajas y desventajas, tanto para los empleadores como para los trabajadores.

Otras personas están leyendo

Diferencias

La diferencia clave entre trabajo contratado y permanente es la duración esperada de la relación entre trabajador y empleador. El contrato de trabajo comúnmente implica un tiempo determinado, con el empleador acordando contratar al trabajador por la duración de un proyecto. El empleo permanente es ilimitado, sin una fecha de finalización formal o implícita. Muchas empresas utilizan empleados permanentes para formar el núcleo de su fuerza de trabajo y trabajadores contratados para llenar huecos o ayudar a completar proyectos especiales cuando sea necesario.

Contratación

El proceso de contratación para empleados contratados y empleados permanentes es necesariamente diferente. Cuando una empresa contrata un empleado contratado estará más preocupado por las habilidades específicas y la capacidad de realizar una tarea. Con empleados permanentes, las cuestiones tendrán que ver con el crecimiento potencial y la capacidad de integrarse a un equipo que jugará un rol mayor. Los contratados consiguen su designación por el hecho de que generalmente firman un contrato de empleo que especifica los términos, incluyendo salarios y duración del trabajo. Los permanentes pueden también firmar un contrato de empleo, incluyendo duraciones predeterminadas, pero lo harán con la expectativa de que un buen desempeño resultará en una renovación del contrato o un empleo permanente sin un contrato.

Beneficios para empresas

Las empresas pueden ahorrarse dinero y emplear mano de obra flexible combinando los dos tipos de empleados. Esto reduce el número de empleados cuando hay menos trabajo para hacer. Permite también a un empleador traer a alguien experto para completar una tarea específica sin mantener a esa persona en el equipo. Por ejemplo, una empresa de construcción puede contratar a un electricista solamente cuando tome un trabajo que involucre cableado eléctrico. Esto ahorra dinero a la empresa ya que los empleados contratados no consiguen beneficios ni requieren que el empleador pague impuestos salariales, incluyendo contribuciones al seguro de desempleo.

Efectos en los trabajadores

Trabajar como un empleado contratado es muy diferente de hacerlo como permanente. Los contratados necesitan suministrarse su propio seguro de salud, planes de ahorros para jubilación, y ahorros para períodos de tiempo sin trabajo. Sin embargo, el trabajador contratado también es libre de trabajar para diferentes empleadores en una rápida sucesión. Sus habilidades especiales pueden permitirle ganar sueldos más altos que los permanentes, quienes disfrutan de mayor estabilidad con mayor costo para sus empleadores en concepto de beneficios, capacitación y reclutamiento.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles