Finanzas

Contrato futuro vs. contrato a plazo

Escrito por calla hummel | Traducido por antonella iannaccone
Contrato futuro vs. contrato a plazo

Los futuros de productos básicos, especialmente del trigo, son un contrato de futuro común.

Blue Jean Images/Photodisc/Getty Images

Un contrato de futuro es un contrato a plazo estandarizado. En las finanzas, las dos palabras aparecen a menudo indistintamente, sin embargo, los dos tipos tienen dos diferencias. En primer lugar, cualquiera de las partes puede negociar cualquier cosa en un contrato a plazo, mientras que en los términos de los contratos de futuro se han establecido directrices. En segundo lugar, los futuros se negocian en mercados establecidos, mientras que los contratos a plazo en el comercio de venta libre en los foros no regulados o en privado entre dos comerciantes.

Otras personas están leyendo

Derivados

Los contratos futuros y a plazo pertenecen a la categoría de vehículos de inversión derivada, también llamados títulos en finanzas. Los derivados son contratos que a menudo cuestan dinero pero cuyo valor se relaciona con otros elementos, que se venden por separado. En otras palabras, los derivados derivan su valor de otros valores. Por ejemplo, un futuro aceite permite a su titular comprar aceite en una fecha determinada a un precio determinado, pero el titular paga por el contrato de futuros y luego paga el aceite por separado.

Futuros

Los contratos de futuros, también llamados simplemente futuros, establecen un precio para una cantidad determinada de un producto para ser entregado y pagado en una fecha determinada en el futuro. Los futuros permitirán a las aerolíneas y los agricultores saber cuánto pueden comprar o vender petróleo por un cultivo durante seis meses en el futuro, con lo que hay estabilidad en el ciclo económico. Los operadores de futuros intentan sacar provecho de las fluctuaciones propias del mercado. Los contratos de futuros comercian sobre bolsas de productos básicos establecidos, incluyendo la Bolsa de Mercancías de Chicago.

Contratos a plazo

Los contratos son como los futuros, excepto que cualquier cosa puede ser cambiada y las partes se reúnen fuera de los canales comerciales establecidos. Los futuros venden productos en cantidades establecidas redondas, como 100 barriles de petróleo, para puntos medidos fácilmente en el futuro, como por ejemplo una o seis meses a partir de la fecha de la firma del contrato. Los precios futuros dependen de los valores de mercado y una vez firmado, el contrato puede ser objeto de libre comercio en las bolsas. Los contratos a plazo utilizan la misma premisa -un precio fijado para los productos básicos más tarde, a pagar a la entrega -pero pueden usar cualquier fecha y cualquier cantidad, y los precios varían considerablemente de las cotizaciones de cambio, porque el contrato no puede ser tan libremente comercializable.

Consideraciones

Debido a la falta de estandarización y control oficial, los contratos a plazo conllevan más riesgo que los contratos de futuros. Si un partido no puede seguir adelante con el acuerdo, la otra parte debe aceptar la pérdida. Sin embargo, la flexibilidad de los términos de avance es atractiva para personas que buscan comprar o vender algo muy específico, sobre todo si van a recoger la mercancía y no tratan de vender el contrato después.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media