Cómo controlar costos, alimentos y mano de obra en un restaurante

Escrito por danny donahue | Traducido por luis de la torre
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo controlar costos, alimentos y mano de obra en un restaurante
Los periodos lentos durante el día requiere menos empleados. (Thinkstock/Comstock/Getty Images)

Muchos restaurantes caen en sus primeros años debido a la falta de ingresos. Brinda a tu restaurante su mejor oportunidad de éxito con el dinero que tienes a la mano controlando los costos de mano de obra y alimentos. El exceso de personal y el desperdicio de comida se comerán tus fondos; por consiguiente, aprender a seleccionar tu personal adecuadamente y enseñar al actual cómo minimizar el desperdicio de comida ayudará a llevar tu negocio de ser una empresa incipiente a un éxito rotundo.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

    Costos de alimentos

  1. 1

    Capacita a tus cocineros para que usen recetas escritas. Debes instruirlos a servir la comida en porciones exactas tal como se describe en los menús.

  2. 2

    Entrena al jefe de cocina para que inspeccione la comida que sale de la cocina. Enfoca su atención en el control de porciones de manera que pueda detectar y detener el exceso de comida en cada plato.

  3. 3

    Establece y mantén un programa de entrenamiento en tu restaurante. Los empleados capacitados son empleados efectivos. Un plan detallado de entrenamiento asegura consistencia en calidad y cantidad así como reducción del desperdicio.

  4. 4

    Instituye una política de puerta abierta con todos tus empleados. Recibe sugerencias y habla con todos los miembros de tu plantilla de manera regular. Implementa cambios sugeridos por ellos que coincidan con tu plan de negocios.

  5. 5

    Permanece vigilante y activo en tu cocina. Mantén un control de costos de alimentos haciendo un seguimiento cuidadoso de todos los productos y poniendo manos a la obra en la administración de la cocina.

    Costos de mano de obra

  1. 1

    Controla las horas que tus empleados trabajan cada semana. Supervisa las horas de trabajo individual para asegurar que el horario esté balanceado.

  2. 2

    Revisa tus recibos de ventas. Observa patrones de periodos de ventas fuertes durante la semana.

  3. 3

    Ajusta tu horario para coincidir con estos patrones de ventas. Distribuye las horas disponibles de forma pareja entre tus empleados.

  4. 4

    Observa a tus empleados para asegurarte de que son productivos durante cada turno. Mantén a cada empleado ocupado mientras esté en su horario.

  5. 5

    Manda a casa a algunos empleados que no estén ocupados durante los periodos lentos. Mantén un número mínimo de empleados cuando no haya ventas por largos periodos de tiempo durante el día.

Consejos y advertencias

  • Unos cuantos empleados bien capacitados que tengan todas sus horas completas serán más felices, se sentirán más apreciados y serán más efectivos que mucha gente trabajando unas horas. Mantener este balance puede ser la diferencia entre la vida y la muerte de tu restaurante.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles