Cómo controlar la inflamación causada por un espolón en el talón

Escrito por traci joy Google | Traducido por ehow contributor
Cómo controlar la inflamación causada por un espolón en el talón

www.flickr.com

Los espolones en el talón son una afección muy dolorosa que puede ser causada por una serie de factores. La tensión en el pie, estar de pie o caminando todo el día o que el arco de soporte de los zapatos no sea el adecuado pueden ejercer una gran presión sobre el talón. Toda esta presión puede producir espolones en el talón e inflamación. Dado que la mayor parte del dolor que producen los espolones en el talón se debe a la inflamación de estos, el control de dicha inflamación puede ayudar a aliviar el dolor y ayudar a que el espolón en el talón se cure.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Bolsas de hielo
  • Medicación antiinflamatoria
  • Ejercicios de talón
  • Descansar con los pies elevados
  • Plantillas o buenos zapatos
  • Dieta saludable
  • Jugo de arándano

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Toma una bolsa de hielo y colócala sobre el talón inflamado. Haz presión en forma constante sobre éste durante por lo menos 20 minutos. Si sientes que la bolsa de hielo está demasiado fría, coloca una toalla fina entre el talón y la bolsa de hielo. Haz lo mismo en los dos pies si sientes dolor e inflamación en ambos. El frío hace que el tejido muscular se contraiga aliviando un poco la presión inflamatoria.

  2. 2

    Realiza algunos ejercicios de estiramiento. Coloca ambas manos contra la pared. Mueve el talón dolorido hacia atrás. Flexiona la pierna de adelante hacia la pared, y luego flexiona también la pierna de atrás hacia la pared hasta que sientas que el área del talón se estira. Mantente así durante 10 segundos. Repítelo con la otra pierna. Haz este ejercicio al levantarte y antes de acostarte y durante el día, si tienes la posibilidad. Esto aliviará la tensión en los talones la cual es producida por la presión inflamatoria.

  3. 3

    Toma una aspirina u otro antiinflamatorio de venta libre, como ser ibuprofeno o naproxeno sódico (Motrin o Aleve). Estos reducirán temporalmente la inflamación y el dolor del talón afectado.

  4. 4

    Tómate un descanso de 15 minutos para poner los pies en alto. Si bien esto no siempre es posible, dependiendo de tu trabajo o tu cronograma, trata de tomarte unos pocos minutos cada día para elevar los pies. Esto alivia un poco la presión inflamatoria.

  5. 5

    Agrégale a los zapatos una plantilla o invierte en zapatos que tengan un buen arco. Esto ayudará a que el pie recupere su forma natural, quitándole presión al talón y distribuyéndola por todo el pie como es debido.

  6. 6

    Cuida tu dieta. El consumo excesivo de carbohidratos refinados, azúcar, sal y productos elaborados con trigo pueden causar inflamación en cualquier parte del cuerpo. Reducir el consumo de éstos o eliminarlos de la dieta en forma temporal puede ayudar a determinar si tu dieta es en parte la causante del problema inflamatorio. Consume algún diurético natural, como por ejemplo el jugo de arándano.

  7. 7

    Baja un poco de peso. El exceso de peso causa la inflamación de los músculos y tejidos. Incluso una pérdida de 5 a 10 libras de peso reducirá significativamente la inflamación y el dolor del espolón en el talón.

Consejos y advertencias

  • Cuida tus pies, ponlos en remojo y masajéalos. La relajación aliviará la inflamación en todo el cuerpo.
  • Consulta a tu médico si la inflamación y el dolor no remiten.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media