Cómo controlar una perforación infectada del oído

Escrito por ehow contributor | Traducido por gabriela nungaray
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo controlar una perforación infectada del oído
Controlar una perforación infectada del oído.

Las perforaciones del oído infectadas ocurren dentro de los primeros días, y se caracterizan por el enrojecimiento y la inflamación. Aunque la mayoría de las infecciones están causadas por un postratamiento inadecuado, todavía hay una posibilidad de que la irritación pueda ser una alergia en la piel al pendiente, o incluso puede ser parte del proceso de curación normal. Con la constante supervisión de la perforación del oído, puedes determinar si está infectada.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Sal del mar
  • Bastoncillos de algodón o bolas de algodón
  • Agua caliente

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Determina la diferencia entre el proceso de curación normal de una perforación del oído y una infección. El proceso normal de curación pueden incluir enrojecimiento, hinchazón crujiente, o incluso pus alrededor de la perforación. Con una infección, sin embargo, el enrojecimiento y la irritación pueden ir acompañados de dolor persistente y pus amarilla o verde y la zona está caliente al tacto.

  2. 2

    Observe el procedimiento de postratamiento y determina si lo estás siguiendo con precisión. La infección es causada a menudo por los procedimientos de limpieza inadecuados, o por el uso de aceites o cremas hidratantes que pueden aumentar las bacterias cerca de la zona perforada. Recuerda siempre lavarte las manos antes de limpiar la perforación de las orejas.

  3. 3

    Controla una perforación del oído infectado disolviendo 1/8 cdta. de sal marina pura en una taza de agua caliente destilada. Evita cualquier tipo de sal yodada, lo cual puede hacer que la infección empeore.

  4. 4

    Sumerja una bola de algodón o hisopo en la solución y aplícala a la perforación del oído infectado utilizando una presión constante. Asegúrate de que la bola de algodón o hisopo está estéril. Déjalo en tu oído hasta que el agua caliente se enfría.

  5. 5

    Repite este proceso una vez al día hasta que la infección haya desaparecido por completo. No repitas más de una vez al día, y no aumentes la cantidad de sal marina pura utilizada.

  6. 6

    Comprueba la perforación del oído infectado al menos una vez al día para ver si hay pus o líquido que sale de la zona. Aunque esto puede parecer desagradable a veces, es parte del proceso normal de curación.

  7. 7

    Visita a tu médico inmediatamente si la infección no disminuye en 3 a 4 días. Las infecciones en el oído pueden llegar a ser muy graves si no las manejas correctamente, sobre todo debido a la proximidad de las orejas al cerebro.

Consejos y advertencias

  • Si te ha hecho la perforación tu mismo y no se puedes consultar a un técnico de perforación profesional, visita el sitio web de la Asociación de Perforadores Profesionales para obtener consejos sobre cómo manejar una perforación del oído infectado (ve Recursos más adelante).

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles