La controversia detrás del Cross-Fit

Escrito por brooke ross | Traducido por gabriel guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail

El Cross-Fit es intenso, efectivo y altamente popular. ¿Pero también es peligroso?

La controversia detrás del Cross-Fit
(Pixland/Pixland/Getty Images)

"La mayoría de personas no lo entienden. Es como estar en la mafia. No puedes entenderlo que es hasta que estás adentro".

— Jennifer Wielgus de 33 años, quien ha estado haciendo Crossfit en Philadelphia por cerca de un año.

Ryan Palmer tuvo una semana complicada. El lunes, el joven de 26 años hizo press de sentatilla y hundimiento de aros. El martes, un juego de ejercicios en el que presionó 30 repeticiones con 135 libras (61,2 kg). El siguiente día, aunque sus músculos seguían doliendo, realizó un total de 150 levantamientos y 150 empujes en cuclillas. Palmer tomó un descanso del ejercicio del jueves, pero la siguiente mañana fue andar en bicicleta por un largo rato. El día siguiente sus brazos estaban extrañamente adoloridos e inflamados, su orina del color del té negro que ha estado preparándose por horas. En lugar de estarse preparando para ejercitarse domingo, se encontró en un hospital conectado a una máquina intravenosa que llenaba sus riñones con más de 9 litros de solución salina. A medida que sus niveles de Creatina quinasa (la cantidad de proteína muscular descompuesta que estaba evenenando su torrente sanguíneo) disminuía a paso de caracol, él sacó su teléfono para enviar un tweet a sus colegas atletas. Con un destello de la cámara, Palmer reveló sus terroríficos resultados del exámen de riñones, y ofreció un simple pie de foto: "Tío Rabdo, ¿eres tú?".

La evolución del ejercicio.

Un poco más de un año atrás, levanté una puerta de un garaje un día listo para que me patearan el trasero. Quería probar un entrenamiento de Crossfit. Había escuchado los rumores. Sabía que lo que venía era probablemente más de lo que podía soportar (y ni siquiera mi historial atlético como gimnasta, levantador de pesas, corredor y armador me podían preparar). así que, comí una cena liviana que no me supiera tan mal cuando la terminara vomitando en mis zapatos después de entrenar demasiado. Y me tragué mi miedo.

Cuando llegué nada parecía muy intimidante excepto el gran reloj con los números rojos. Eran esos números los que definirían mi habilidad de sobrevivir. El entrenamiento comenzó bien, pero cerca de mi quinto juego de sentadillas, cuando el peso comenzó a ser un poco más fuerte y mi forma comenzó a fallar, puse la barra en el suelo. Pero el reloj no lo aprobaba.

2:37….2:36…2:35…

Aunque los atletas a mi alrededor seguían moviéndose, asombrados por mi falta de actividad, yo sabía que mi tiempo se había acabado. Pude sentir un tirón en mi columna recordándome de una vieja fractura por estrés. Todo, aparte del ambiente, me decía que me detuviera.

"¡Levántate! ¡Termina! ¡Dos minutos! ¡Tantas rondas, vamos!" Las manos del entrenador aplaudían, los labios se apretaban fuertemente en frustración por el descanso físico y mental que me había dado. Así que levanté la barra. Y moviéndome tan lentamente como pude y de la mejor forma en que alguien puede hacerlo cuando está adolorido y cansado, terminé. Esa noche necesité una doble dosis de Ibuprofeno y un baño con hielo.

Esa fue mi primera experiencia con CrossFit, una metodología de entrenamiento creada por el gimnasta retirado Greg Glassman en 2001. CrossFit consiste de un caldo de variedades de ejercicios: Levantamientos olímpicos, entrenamiento cardiovascular y otros movimientos básicos pero multi-articulados (como saltos de caja, levantamientos de barbilla y saltacuerdas) son combinados en cada clase. CrossFit apunta a "formar una condición física amplia, general e inclusiva" de acuerdo al libro guía de la marca. El fenómeno del entrenamiento ha crecido a un paso fijo por una década, y según las oficinas de CrossFit, existen más de 3000 gimnasios afiliados a CrossFit alrededor del mundo, con 332 solamente en California.

Cada día, miles de atletas de CrossFit llegan fielmente a sus respectivos gimnasios: galeras llenas de cajas, aros olímpicos, pesas rusas y una atmósfera de nunca-nunca te rindas. Las característica que define CrossFit es la intensidad. El programa es más duro que las rocas. La "receta", como dice la guía, es de "movimientos funcionales y de alta intensidad que son variados constantemente que mejorarán la competencia física en diez dominios físicos: resistencia cardiovascular y respiratoria, aguante, fuerza, flexibilidad, poder, velocidad, coordinación, agilidad, equilibrio y precisión".

La clave de los entrenamientos de alto voltaje es un reloj digital que sostiene una posición preponderada en los gimnasios de CrossFit. La mayoría de los entrenamientos se basan en el tiempo, eso significa que no te detienes hasta que el reloj llegue a cero. Aún si tus músculos fallan y tu mente se debilita, los entrenadores y colegas te empujan a terminar.

Peter Villahoz, un oficial de Policía de 30 años de East Meadow, NY, dice que muchos de sus amigos cercanos son de CrossFit, y que están ahí para animarse unos a otros.

"Si yo termino primero, espero a que ellos terminen y los motivo", dice. La camaradería en el gimnasio es muy contagiosa. Como tal, el programa ha ganado muchos escépticos, y claro, fieles creyentes.

"Como un atleta adulto competitivo, no hay nada como esto. Es como tener ese torrente de adrenalina que tenías al hacer deportes en la secundaria" dice Jennifer Wielgus, de 33 años, quien ha estado haciendo CrossFit en Philadelphia por casi un año.

Esa emoción y amor por el gimnasio no es ni por cerca algo malo, pero la atmósfera de no rendirse ha generado muchas preguntas. Y la mentalidad de multitud ha tomado las conductas más saludables y las ha convertido en un peligro creciente.

El Lado Oscuro

El tío Rabdo representa un personaje en la comunidad CrossFit y es una abreviación para rabdiomiolisis, una enfermedad de los riñones inducida comúnmente por el exceso de ejercicio, de acuerdo con Heather Gillespie, una doctora de medicina del deporte de UCLA. El estado potencialmente fatal, que también puede ser causado por problemas genéticos, ocurre cuando el músculo se rompe y la mioglobina, un producto adjunto de la fibra muscular, es liberada al torrente sanguíneo, esencialmente tapando los riñones y envenenándolos.

"Si estás desidratado, lo que por lo general acompaña la rabdo, no puedes liberar esas toxinas, el riñón no puede filtrar esa sustancia", dice Gillespie. Puede llevar a un fallo renal y a desbalances de electrolitos que al final pueden afectar tu corazón.

El Tío Rabdo originalmente fue inventado para dar un poco de luz sobre "el uso inapropiado de la intensidad", de acuerdo con la guía de entrenamiento de CrossFit. La terrorífica imagen del tío rabdo es una caricatura de un payaso con pelo azul, nariz roja y la cara pintada, jadeando de cansancio con los órganos y la sangre saliendo de su cuerpo, un juego de pesas en el fondo.

Algunos en CrossFit utilizan esos payasos como una forma graciosa de probar que han trabajado duro. Pero los problemas surgen cuando los atletas de CrossFit y sus entrenadores simplemente no saben cuándo, o eligen no, desconectar el cable.

"Yo les doy una calcomanía [si vomitan]", dice Hollis Molloy, un entrenador de CrossFit Santa Cruz, uno de los primeros gimnasios de CrossFit en el país. "En aquellos tiempos, solíamos darles camisas hasta que no tuvimos más disponibles".

Si la mayoría de gimnasios lucha para que sus atletas trabajen lo suficiente, los gimnasios de CrossFit luchan contra el extremo contrario del espectro. Buscar las palabras "dolor" y "CrossFit" en Twitter lanza cientos de resultados, casi cada uno alabando el agudo dolor que provee el entrenamiento. "Se puede empujar a un atleta al punto de incomodidad que es retador", dice Joe Dowdell, fundador y CEO de Peak Performance en la Ciudad de Nueva York. "Pero luego tiramos las riendas de nuevo. Vomitar es una señal de que has llegado a un punto en que es demasiado".

"Los atletas de CrossFit soportan quemar sus músculos y estirarlos porque están acostumbrados al 'dale, dame más dame más'. Se vuelve difícil decir ah, ese es dolor, tengo que detenerme" dice David Geier Jr., un cirujano ortopeda y el director de medicina deportiva de la Universidad Médica de Carolina del Sur. "Creo que los beneficios de CrossFit compensan los riesgos, pero los riesgos son reales".

Aunque cualquier ejercicio puede crear lesiones, Geier ve más lesiones de CrossFit debido al acercamiento de alta velocidad y alto impacto. Ciertos ejercicios implementados por CrossFit (los levantamientos olímpicos, especialmente) están creados para hacerse con moderación. Pero el CrossFit predica el empujar el límite de cada juego, cada repetición, hasta que no quede nada en el tanque. Y aunque entrenar con fallos musculares es notoriamente debatible, una cosa es cierta: Empujar regularmente a tu cuerpo a un fallo puede llevar a serios problemas de salud, como la rabdomiolisis.

"Siempre he pensado que entrenar hasta que el cuerpo falle causa fatiga inútil", dice Mark Peterson, un fisiólogo de ejercicios del Departamento de medicina física de la Universidad de Michigan. "Aunque la fatiga es un efecto secundario normal en ciertos tipos de entrenamiento metabólico, no creo que tenga un tiempo o lugar en el entrenamiento de fuerza y poder".

El peligro real es para los nuevos atletas, aquellos que emigran a los cientos de gimnasios de CrossFit buscando un buen entrenamiento. La palabra de boca a boca es muy poderosa en la comunidad CrossFit, y probablemente el elemento más poderoso. Aunque los entrenamientos pueden realizarse por principiantes, sus músculos inmaduros no saben la diferencia entre entrenar hasta el fallo y simplemente tener un buen entrenamiento. De hecho, la mayoría de principiantes no saben cuando "demasiado es demasiado" y no entienden a carga única de la sesión de ejercicios, dice Eric Cressey, C.S.C.S, un experto en la prevención de lesiones de hombros y duelo de Cressey Performance en Hudson, Massachusetts.

Debido a que muchos movimientos explosivos requieren habilidades técnicas, dice, no es recomendable que los levantamientos olímpicos se realicen en un estado de fatiga. CrossFit, y otros esquemas populares de entrenamiento como los campamentos militares, descansan en entrenar hasta la fatiga excesiva y el fallo muscular, y por lo tanto crean una percepción artificial de efectividad. "Esas personas podrían estar haciendo un entrenamiento loco y sentirse bien porque sus endorfinas están fluyendo, pero luego se levantan con sus hombros palpitando de dolor", dice Cressey.

Su mayor preocupación es la técnica que acompaña el entrenamiento. "Cuando ves un circuito de 20 minutos de levantamientos feos y hundimientos de aro, esos son ejercicios que no se combinan bien", dice.

¿La solución para el estado físico?

Esto es cierto: cuando se hace correctamente, el CrossFit no es inherentemente malo o inefectivo. Como otras metodologías de entrenamiento anteriores, CrossFit tiene una forma de ejercicio de alta indensidad, un modelo eficiente de ejercicio que ha ayudado a muchas personas a perder peso mientras mejoran su fuerza y resistencia. Pero debido a su extensa popularidad, muchos gimnasios de CrossFit han diluido el sistema. Justo al igual que algunos atletas que hacen CrossFit por primera vez se apresuran a hacer ejercicios en un estado de fatiga, por lo tanto, en una mala forma, los entrenadores y afiliados de CrossFit se están apresurando en armar gimnasios de CrossFit, en consecuencia, alterando la forma.

Los problemas se derivan de los entrenadores sin experiencia. Los entrenadores de CrossFit de nivel 1 son certificados después de completar un seminario de dos días y un examen de 50 preguntas de opción múltiple. Eso es todo lo que necesitas para abrir un gimnasio de CrossFit y comenzar a entrenar tantos atletas como quieras.

Zach Even-Esh, un entrenador de CrossFit del Underground Strength Coach de Nueva Jersey, dice que los entrenadores de Nivel 1 apenas están rascando la punta del iceberg. "Te dirán en el nivel 1 que esto es una introducción para entender la base sobre la que está construido CrossFit y lo que necesitas para llevarlo al siguiente nivel", dice, pero la realidad es que alguien con dos días de educación podría estar dirigiendo tu próxima clase de CrossFit.

Eso no es para decir que no hay entrenadores bien experimentados dando clases alrededor del país, pero con una certificación y afiliación tan simple de obtener, el programa se ha diluido con entrenadores sin experiencia que están lesionando a las personas. Cressey sugiere que todos los que quieran ser entrenadores deberían esperar un año antes de obtener su certificación. "Si te la dan sin ninguna experiencia, eso te vuelve un riesgo, no un profesional", dice.

La pregunta real es: ¿Puede la creciente industria de CrossFit tomarse el tiempo para asegurarse que todos los entrenadores estén preparados adecuadamente para entrenar a sus clientes? De acuerdo con las oficinas de CrossFit, 150 aplicaciones son recibidas cada mes, lo que suma cerca de 5 gimnasios afiliados a CrossFit por día, asumiendo que todas las aplicaciones sean aceptadas. Para ponerlo en perspectiva, en 2006, Starbucks abrió un promedio de seis tiendas por día.

Los entrenadores y afiliados de CrossFit simplemente se anotan para afiliarse después de recibir su certificación de nivel 1 y pagan una mensualidad de ahí en adelante. Nunca hay llamadas desde las oficinas para empujar a una educación más avanzada o a cursos de repaso.

"Sí afecta a la comunidad porque algunas personas no salen y se educan", dice Even-Esh. Y no es por falta de educación más avanzada en la comunidad CrossFit. El programa ofrece un entrenamiento de nivel 2 y seminarios especializados en áreas como pesas rusas, movilidad, levantamiento de pesas, correr y más. Las clases son ofrecidas por todo el país; CrossFit viene a los entrenadores, haciéndolo aún más accesible. Even-Esh dice que cree que CrossFit debería requerir que los entrenadores hagan una certificación de especialidad cada cierto tiempo para conservar su afiliación.

La esperanza que preside la comunidad de CrossFit es que este movimiento de ejercicios puede ayudar a revertir la creciente tendencia a la obesidad creando una sociedad más activa. "Yo recuerdo en los primeros días, a Greg [Glassman] diciendo que los atletas de CrossFit no se encuentran, se hacen" dice Molloy de CrossFit Santa Cruz. Y aunque CrossFit motiva a sus seguidores a ejercitarse, el miedo creciente es que el modelo actual y la falta de monitoreo es más propenso a construir cuerpos desechos que a crear una nación más saludable.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles