Contusión del tobillo por correr

Escrito por kimberly rienecke | Traducido por damian trabilsi
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Contusión del tobillo por correr
Las contusiones leves del tobillo pueden tratarse con reposo, hielo, compresión y elevación. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Mientras que las contusiones de tobillo son típicamente asociadas con los deportes de contacto como el football o el soccer, también pueden aparecer después de las actividades que no implican contacto, tales como correr. Un hematoma, también conocido como una contusión, es una acumulación de sangre debajo de la piel. Los moretones son causados ​​por la ruptura de los vasos sanguíneos como resultado del daño. Cuando esto ocurre, la sangre fluye hacia los tejidos circundantes, dando una apariencia descolorida a la piel. Hay múltiples razones para que se produzcan hematomas en el tobillo al correr, algunos de los cuales son muy graves y requieren tratamiento médico.

Otras personas están leyendo

Causas posibles

Los moretones pueden surgir ya sea de un golpe directo al tobillo o de una lesión en los ligamentos, músculos o huesos. Aunque algunas de las causas son fáciles de identificar, como un esguince en el tobillo al pisar un bache, otras pueden presentarse sin ningún signo evidente de lesión. Un trauma directo a la parte interna del tobillo puede indicar un funcionamiento anómalo, que se forma como resultado de golpear la parte interior del tobillo con el pie opuesto. Los hematomas pueden aparecer, también, por el estrés acumulado con el tiempo en los huesos del pie o el tobillo, sobre todo en carreras de larga distancia, lo que resulta en lesiones tales como fracturas por estrés o contusiones óseas. Algunos factores de riesgo pueden aumentar el riesgo de sangrado y por lo tanto la susceptibilidad a los golpes, tal como los medicamentos diluyentes de la sangre, las plaquetas bajas o trastornos de coagulación sanguínea.

Tratamiento

Cuando notas moretones durante o después de correr, para y descansa el tobillo. Las contusiones leves se pueden tratar en casa con el protocolo RHCE, que significa reposo, hielo, compresión y elevación. Puedes tomar medicamentos como el paracetamol o el ibuprofeno para aliviar el dolor, pero ten en cuenta que los antiinflamatorios no esteroides también aumentan el riesgo de sangrado.

Cuándo llamar a tu médico

Avísale a tu médico si debido a una lesión, tienes moretones muy dolorosos o grandes, una deformidad evidente del tobillo, hinchazón, dolor severo del tobillo, dificultad para caminar, precedentes de hematomas usuales, sangrado de otras áreas de del cuerpo, como las encías o la nariz, o si te salen moretones con facilidad sin ninguna lesión evidente. Las hemorragias nasales frecuentes o el sangrado de las encías son un indicio de un trastorno de coagulación sanguínea, como la hemofilia o la enfermedad de vonWillebrands. Si estás tomando un medicamento anticoagulante como Coumadin o aspirina, tu médico puede necesitar ajustar la dosis del mismo.

Tratamiento

Aunque no todas las causas de hematomas en el tobillo se pueden prevenir, hay varias cosas que puedes hacer para reducir el riesgo en el futuro. Si eres un corredor experimentado entrenando para una carrera, o si acabas de comenzar a correr, siempre aumenta muy lentamente la intensidad, frecuencia y duración de tus entrenamientos. El aumento brusco de kilometraje, especialmente si eres nuevo en esto, te puede generar una gran cantidad de estrés en las piernas y causar lesiones o contusiones. Asegúrate también de que el cazado te quede bien y tus pies estén bien acolchados. Las zapatillas deben ser reemplazadas aproximadamente cada 300 a 500 millas (480 a 800 km), o cada tres a seis meses para mantener el relleno adecuado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles