DESCUBRIR
×

Cómo convencer a tu mamá de que te deje tener una mascota

Actualizado 21 febrero, 2017

Así que decidiste que realmente, realmente quieres una mascota... pero tu mamá realmente, realmente no quiere que lo hagas. Sabes que puedes convencerla... sólo que no estás seguro cómo hacerlo. ¿Existe alguna esperanza? Debe haberla. Desafortunadamente, no hay nada que funcione definitivamente. Pero hay algunas cosas que puedes hacer para mejorar tus probabilidades. Piensa en sus razones para no permitir una mascota y después contrarréstalas con argumentos y puntos razonables.

Instrucciones

Jeffrey Hamilton/Lifesize/Getty Images
  1. Haz una lista del tipo de mascotas que estás considerando. Las mascotas son mucho trabajo. Algunas más que otras. Existen grandes diferencias entre cuidar un cangrejo ermitaño, por ejemplo y cuidar a un perro o un cachorro. En cualquier caso existe mucha responsabilidad involucrada. Si tu mamá no quiere que tengas una mascota, es probablemente porque no quiere que tengas la responsabilidad de tener un animal. Puede estar preocupada de que no soportes tal responsabilidad. Así que haz una lista de mascotas que quieres cuidar. Investiga cada una en Internet y aprende qué está involucrado en su cuidado y alimentación. Esto le demostrará a tu mamá que has puesto algo de tiempo y esfuerzo en este proyecto.

    BananaStock/BananaStock/Getty Images
  2. Piensa en lo que se necesita hace todos y cada uno de los días, y qué es lo que se necesita hacer en una base semanal. Por ejemplo, tu mascota necesitará alimento y agua todos los días, pero si tiene una jaula probablemente sólo necesites cambiarla una vez a la semana, dependiendo de la mascota. Algunas mascotas en jaulas requieren una limpieza completa todos los días, como las ratas o los cuyos.

    Ahora haz un horario sobre las cosas que necesitas cuidar de tu mascota. Si es un cachorro, necesitará una caminata. ¿Vas a levantarte cada mañana antes de la escuela y sacarás a caminar al perro? ¿Lo sacarás a pasear justo después de llegar a casa de la escuela? Escribe esto en tu horario. Piensa en todas cada una de las cosas más pequeñas que se necesitan hacer, y escribe cuándo las harás. Si necesitas un poco de ayuda de tu mamá, escribe esto también. No pases por alto sin necesitarás su ayuda para pasear al perro cuando tengas práctica de deportes, porque eso mostrará que no estás tomando todo en consideración.

    Zedcor Wholly Owned/PhotoObjects.net/Getty Images
  3. Investiga los refugios de animales en tu área. Muchos refugios de animales o unidades de rescate tienen que lidiar con todo tipo de mascotas, incluyendo aves, hámsters, gatos, conejos, perros y serpientes. Así que haz una lista de los lugares que visitarás para poder adquirir tu nueva mascota. Llama a los refugios y pregunta sobre las tarifas de adopción. Pregunta si las tarifas incluyen cualquier cuidado veterinario necesario, como vacunas o esterilización. Si no es así, toma eso en consideración cuando hagas un presupuesto.

    BananaStock/BananaStock/Getty Images
  4. Crea un presupuesto. Anota todo lo que tu mascota necesitará, como comida, agua, platos, jaula, juguetes, correa, collar, premios, prevención de parásitos internos y externos, cuidado veterinario y vacunas. Visita PetsMart o Pet Supermarket en línea o en persona para hacer una lista de los artículos que tu mascota potencial necesitará. Escribe cómo pagarás estos artículos, ya sea de tu mesada o de un cheque de un trabajo de medio tiempo.

    Photos.com/Photos.com/Getty Images
  5. Planea la conversación con tu mamá y piensa en lo que vas a decir antes de hablar con ella. Tienes que estar listo para explicar tu lado de la historia de forma calmada. Éste no es el momento de hacer berrinche o de frustrarse y molestarse. El objetivo es demostrar que eres maduro y estás listo para manejar a una mascota. Muéstrale tu horario y la información que investigaste, y sé honesto sobre lo que estás pensando.

    BananaStock/BananaStock/Getty Images
  6. Sé flexible. Si quieres un cachorro o un gato y tu mamá dice no, puedes reconsiderar el tipo de mascota que quieres. Los cachorros son mucho más trabajo que otros animales. Los animales pequeños como los hámsters y los cuyos, por otro lado, son mucho más sencillos de cuidar. No son tan ruidosos, no hacen tanto desorden y no requieren tanto trabajo. Si ella realmente no permite que tengas el tipo de mascota que estás esperando, pregúntale si estaría dispuesta a comprometerse en el asunto de la mascota permitiéndote tener un animal más pequeño que sea más sencillo de cuidar. Muéstrale que sabes exactamente lo que se requiere para cuidarlo, y que estás preparado para hacerlo.

    Comstock/Comstock/Getty Images

Consejos

  • Si tu mamá está en contra de cualquier tipo de mascota, tal vez quieras pensar en cuánta responsabilidad tienes en tu casa. ¿Limpias tu habitación sin que te lo pidan? ¿Te tienen que pedir que laves los trastes o te ofreces? Incluso aunque no puedas tener una mascota ahora, tal vez puedas pedirlo de nuevo dentro de unos meses. Demostrar más responsabilidad mejorará tus probabilidades después. Trata de que otros miembros de tu familia, como tu papá o tus hermanos, estén de tu lado.

Advertencias

  • No planees hablar con tu mamá en un día que esté de mal humor. No querrás sacar el tema cuando tenga un mal día.